El serrablés López Otín, premio Nacional de Investigación

El Ministerio de Ciencia e Innovación ha hecho público los ganadores de los Premios Nacionales de Investigación 2008, siendo el de Biologia para el científico sabiñániguense, Carlos López Otín, que desde 1987 es catedrático de Bioquímica Molecular en la Universidad de Oviedo, donde desarrolla su labor investigadora y docente en las Facultades de Medicina, Química y Biología.

La titular de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha comunicado la decisión del jurado a los premiados y les ha trasladado la felicitación del Gobierno. Los otros galardonados son Carlos Belmonte Martínez, María Vallet Regí, Francisco Javier Laporta San Miguel y Aurora Egido Martínez.

En el caso de Carlos López, Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal en Biología, el jurado ha valorado el descubrimiento y caracterización de proteasas implicadas en diversos procesos fisiológicos y patológicos, especialmente en cáncer y envejecimiento.

López Otín nació en la capital de la Comarca del Alto Gállego en 1958, donde residen su padres y hermanos. Es miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de la Real Academia de Medicina del Principado de Asturias y de la Asociación Americana de Investigación en Cáncer, entre otras, y autor de más de 200 publicaciones científicas en revistas internacionales.

Entre otros está en posesión de los premios Rey Jaime I de Investigación, "Carmen y Severo Ochoa" en Biología Molecular, Nacional de Oncología, DuPont en Ciencias de la Vida o Europeo de Bioquímica FEBS.

Ha desarrollado su labor profesional en el Centro Ramón y Cajal y en el Centro de Biología Molecular "Severo Ochoa", en Madrid, y en las Universidades de Lund (Suecia), Nueva York y Harvard.

Por categorías, los premios se han concedido a Carlos Belmonte Martínez (Medicina); Carlos López Otín (Biología); María Vallet Regí (Ingeniería); a Francisco Javier Laporta San Miguel (Derecho y Ciencias Económicas y Sociales), ; y Aurora Egido Martínez (Humanidades).

Los premios, dotados en esta edición con 100.000 euros cada uno, reconocen la labor de los investigadores españoles en campos científicos de relevancia internacional y que contribuyen al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del hombre y su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la Humanidad.

Comentarios