CHA denuncia hacer accesible la Iglesia de La Compañía como destino del Fondo Local

Chunta Aragonesista declara que se ha llevado una sorpresa mayúscula cuando, repasando los expedientes para la ejecución de las obras del Fondo Estatal de Inversión Local, han comprobado el destino de dicho fondo para accesibilidad; lo que en el listado se definía como “Accesibilidad: eliminación de barreras arquitectónicas en el Coso Alto, tramo nº 18 a nº 20”, se traduce exactamente en hacer accesible la iglesia de La Compañía mediante una rampa.

Según indica el grupo municipal, evidentemente, con ésta actuación se elimina una barrera arquitectónica, pero los criterios técnicos que tanto ha enarbolado el Equipo de Gobierno respecto a éstas inversiones se caen por su propio peso. No es ésta la única y más importante necesidad de solucionar problemas de accesibilidad en la Ciudad; la lista de bordillos, pasos de peatones, calles del casco antiguo,..., que son una auténtica barrera física para las personas con movilidad reducida es interminable.

Destaca CHA, que en el mismo edificio del Ayuntamiento, entre otras barreras arquitectónicas y muy cerca del despacho del Alcalde, para llegar a la Oficina de Información al Consumidor, al Área de Medio ambiente, al Departamento de Informática o a los despachos de los Grupos Municipales, personas de todas las edades y capacidades físicas han de salvar un tramo de escaleras, lo que hace imposible el acceso a sillas de ruedas o a carritos de niños.

Sin embargo, asegura el grupo, el despropósito del Alcalde de emplear el dinero en la accesibilidad de una iglesia se extralimita cuando, al no admitir los proyectos del Fondo que el adjudicatario los presupueste a la baja, se propone como mejora “la sustitución de la imagen de San Vicente por otra de características similares, en piedra hecha por escultor ó maestro tallista y aprobada por la Dirección Facultativa”, por lo que una intervención denominada como ‘accesibilidad’ podrá traducirse en una nueva imagen de San Vicente en la fachada de la iglesia.

Teniendo en cuenta que la de La Compañía no es la única iglesia de Huesca, por lo que ejercer el derecho al culto puede hacerse en otras que son arquitectónicamente accesibles, desde Chunta Aragonesista no ven ésta prioridad a no ser que Fernando Elboj piense que pagarle a la Iglesia Católica las mejoras de sus edificios y los ornamentos de sus fachadas sirva para que las plegarias de la iglesia ayuden de forma efectiva a la accesibilidad en la Ciudad; sería más efectivo que con el presupuesto para accesibilidad se rebajaran bordillos o se interviniera en edificios públicos.

Comentarios