El Servicio Social de Base del Cinca Medio ha tramitado 343 informes para ayudas a dependientes

El Servicio Social de Base de la Comarca del Cinca Medio ha hecho balance de la aplicación de la Ley de la Dependencia en este territorio, desde su entrada en vigor a mediados de 2007, hasta el 31 de Diciembre de 2008. En este período, se han recibido 627 solicitudes de valoración de dependencia, de las que un 63,5% son mujeres y un 36,5% hombres. Del total, el SSB ha realizado 343 informes sociales para que la Dirección General de Atención a la Dependencia del Gobierno de Aragón resuelva qué ayuda corresponde al dependiente.

Hasta el momento, todas las solicitudes atendidas se han referido a personas con los grados de Gran Dependencia y Dependencia Severa, con sus dos niveles cada uno. Según la ley, una persona es dependiente cuando tiene una falta o pérdida de autonomía, física, mental, intelectual o sensorial por razones de edad, enfermedad o discapacidad y, por tanto, necesita atención de otra/s personas para las actividades básicas de la vida diaria, desde comer y beber, desplazarse y sentarse o tumbarse, hasta el mantenimiento de la salud y la toma de decisiones.

Realizada la solicitud, bien al trabajador social que se desplaza una vez a la semana a cada municipio o en el Servicio Social de Base los martes y jueves de 11 de la mañana a 1 del medio día y en teléfono 974 40 35 93, los listados se remiten a la Dirección General de Atención a la Dependencia del Gobierno de Aragón, donde valoran el grado de dependencia y, a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, piden un informe social al SSB para elaborar el denominado ‘Programa Individual de Atención’. Desde finales del año 2007, una trabajadora social se ocupa exclusivamente en el SSB del Cinca Medio de redactar en el plazo de un mes estos informes después de una valoración técnica y la consulta con el beneficiario.

De los 343 informes realizados en la comarca mediocinqueña, 212 han sido mujeres y 131 hombres. Por municipios, 205 de Monzón, 27 de Albalate, 23 de Alcolea, 17 de Binaced, 14 de Almunia de San Juan, 14 de Fonz, 13 de Pomar, 7 de Santalecina, 5 de Conchel, 5 de Cofita, 4 de Valcarca, 3 de Pueyo, 3 de Estiche, 2 de Selgua y 1 de Alfántega.

Del total, el 85,4% (293) son grandes dependientes; necesitan apoyo indispensable y continuo de otra persona para varias actividades físicas de su vida diaria o por pérdida total de autonomía, y el 14,6% (50), dependientes severos; necesitan ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria dos o tres veces al día, sin apoyo permanente del cuidador).

Los informes sociales se remiten al Instituto Aragonés de Servicios Sociales junto al resto de documentación requerida, desde donde se emite la valoración final de la ayuda concedida. Será la citada Dirección General de Atención a la Dependencia quien remitirá una carta al beneficiario con la resolución que asigna el servicio o la prestación económica que corresponde al solicitante.

Desde principios de este año, pueden solicitar las ayudas los dependientes moderados, es decir, aquellos que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria una vez al día.

Comentarios