Fomento señalizará 13 tramos de concentración de accidentes en la provincia de Huesca

Señal de Lérida a Huesca , N-240, carretera

El Ministerio de Fomento señalizará antes del próximo verano 223 tramos de concentración de accidentes (TCA) en toda España, el 28,7% del total, agrupados en 189 tramos de carretera, cuyo coste estimado asciende a más de 6 millones de euros, según el Convenio suscrito por la Dirección General de Carreteras y la Dirección General de Tráfico. En la provincia de Huesca serán 13 los señalizados en la A-23, N-230, N-240 y N- 330.

En la selección de dichos tramos se ha tenido en cuenta, fundamentalmente, su mayor índice de peligrosidad, de forma que fuese superior a cuatro veces el índice medio del conjunto nacional para su tipología de vía, y también que la velocidad fuese un factor determinante en los accidentes. Los TCA consecutivos próximos entre sí, se han agrupado en un único tramo a señalizar; con objeto de que la señalización resulte más eficaz, al evitar la redundancia de señales.

Los tramos concretamente en los que se actúa en el Alto Aragón son en la A-23 en los puntos kilométricos 568,00 a 569,00 y 572,30 a 573,80. En la N-230 son cuatro que van desde el 41,90 al 43,60; 48,90 a 49,90; 64,70 a 65,70 y del 112,50 al 114,20. En la N-240 serán cuatro también las actuaciones del kilómetro 170,00 al 171,00; 186,50 al 189,00; 202,00 al 203,50 y del 306,80 al 307,80. Por último en la N-330 serán tres los puntos kilométricos que se señalizarán desde el 604,80 al 605,80; 611,40 al 612,90 y 629,30 al 630,30. En total 13 actuaciones en cuatro carreteras diferentes de la red viaria de la provincia de Huesca.

La Comisión de Seguimiento valorará la eficacia de las medidas adoptadas y, en su caso, se podrá acordar nuevas señalizaciones. La Comisión de Seguimiento prevista en el Convenio ha acordado la relación inicial de TCA donde se va a proceder a su señalización, con los carteles diseñados específicamente para tal fin. En una fase posterior, se procederá a la colocación de radares en aquellos en los que actualmente no están instalados y sea factible y conveniente la disposición de estos dispositivos de control de la velocidad.

La Dirección General de Carreteras (DGC) del Ministerio de Fomento y la Dirección General de Tráfico (DGT) del Ministerio del Interior establecieron un Convenio para la señalización e instalación de dispositivos de control de velocidad en algunos de los TCA (tramos de concentración de accidentes) identificados en la R.C.E. En base al mismo, la DGC es la responsable de la colocación de señales y los radares y la DGT será responsable del mantenimiento y explotación de los radares, una vez instalados.

La Comisión del Convenio no ha considerado adecuado señalizar inicialmente todos los TCA pues se trata de una experiencia piloto y, por tanto, debe analizarse primeramente la incidencia en el comportamiento de los usuarios y la eficacia de tal medida en la accidentalidad antes de su generalización. En todo caso, reiterar que esta relación es inicial y dinámica, por cuanto la Comisión puede acordar incluir nuevos tramos si así lo considerase oportuno.

Comentarios