El proyecto “Al Basma” presenta el trabajo de la Cruz Blanca con los niños de la calle en Tánger

El proyecto “Al Basma” nació para ayudar a los niños de la calle en Tánger. Allí los Hermanos de la Cruz Blanca tienen la Casa Nazaret, para atender entre otras personas a estos niños. Algunas entidades de nuestra provincia colaboran con este proyecto, y sus coordinadores han venido a Huesca a presentarlo. Esta semana tienen lugar debates, proyecciones y un espacio de exposición que explican el trabajo que se desarrolla en Tánger.

Casa Nazaret en Tánger es un espacio en el que la congregación de la Cruz Blanca ayuda a personas en situaciones difíciles. El proyecto “Al Basma” está incluido en esta casa y trabaja alejando a los niños de la calle, atendiendo sus necesidades básicas, integrándolos en sus familias, y proporcionándoles opciones de educación.

El Palacio de Villahermosa va a acoger las Jornadas sobre “Al Basma”, que significa “la sonrisa”. En ellas se muestra el trabajo que hacen en Tánger, pero también quieren que quienes vivimos aquí nos demos cuenta de que son dos mundos no tan diferentes. Hasta el jueves, todas las tardes tiene lugar una jornada para hablar de la migración y de la situación social en Marruecos.

Varias instituciones de la provincia trabajan hace algunos años proporcionando recursos económicos a este proyecto, y es por eso que ha asistido un representante del Ayuntamiento oscense, y estaba previsto que lo hiciese el Presidente de la DPH.

El proyecto “Al Basma” nació cuando un niño se presentó en Casa Nazaret pidiendo comida, llevaba una bolsa con pegamento en la mano y quienes trabajaban allí se dieron cuenta de que debían ayudar a muchos niños cono Adul para que tuvieran una oportunidad en su vida.

En definitiva, el proyecto “Al Basma” tiene como objetivo devolver la sonrisa a aquellos niños que la vida se la ha quitado, expresaba el Hermano superior de la Cruz Blanca.

Comentarios