El Huesca pide al Ayuntamiento su capacidad de gestión para colaborar en el proceso de transformación en SAD

El asesor de la SD Huesca, José Antonio Martín ‘Petón’, acompañado del gerente Raúl Ojeda, explicaron a los portavoces de los grupos municipales del Ayuntamiento de Huesca el proceso de transformación en Sociedad Anónima Deportiva que inicia el club y que es de obligado cumplimiento para continuar en una categoría profesional de fútbol como la 2ª División. La intención de esta reunión era trasladar la situación a los grupos políticos y pedir al Ayuntamiento de Huesca su capacidad de gestión para poder echar una mano y no dinero, como explicaba Petón al finalizar la reunión.

En la reunión participaban los portavoces de los grupos políticos del PSOE, PAR, PP, CHA e IU, junto con el alcalde de Huesca Fernando Elboj, que bajo su opinión dejó claro que es el momento de apoyar este proyecto por lo que supone para la ciudad y para la provincia y destacaba que se puede hacer un buen apoyo intentando reunir esfuerzos de los agentes políticos, sindicales, bancarios, empresariales, culturales y deportivos, así como de la ciudadanía en general para sacar adelante esta conversión y que el Huesca siga siendo de Huesca.

Todos los grupos políticos han destacado en un primer análisis el esfuerzo que supone conseguir los 2,6 millones de euros de capital social en un momento tan delicado para la sociedad oscense y española en general, pero han sido receptivos en que el Huesca es quien debe manejar la situación y el Ayuntamiento colaborar en la medida de sus posibilidades.

Petón indicaba tras la reunión que “le hemos pedido simplemente que nos aporte su calor, su capacidad de gestión y nada de dinero. Nosotros no queremos que como en otras ciudades de España ponga dinero en la Sociedad Anónima Deportiva. Buscaremos la manera de que eso no sea necesario, ni lo será. Esto es una cuestión de los oscenses y de los altoaragoneses porque no podemos dejar que este club se vaya de aquí”.

El asesor del Huesca añadía que “no es una llamada desesperada, sino esperanzada. El mensaje es que es un club sin deudas, con patrimonio, en Segunda División A del fútbol español.... es un bocado apetitosísimo para buscavidas, negociantes y personas de todo tipo más o menos honestas en el planeta del fútbol y del negocio. Eso puede suceder si llegamos a la tercera fase sin cubrir el capital mínimo exigido”.

Lo que está claro es que son los 4.100 socios los que tienen la primera opción de comprar las acciones y en caso de llegarse a una tercera fase de la operación sin el control habrá que ver cual es la situación y el camino a seguir, aunque como insiste Petón “son los socios los que tienen que garantizar que el club siga aquí”.

Comentarios