Ha comenzado la tala en el monte San Pedro para la construcción de la Autovía A-23

Desde Ecologistas en Acción-ADEPA de Sabiñánigo han mostrado su asombro, por que “ la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, incurriendo en un grave incumplimiento, ha decidido aplicar la política de hechos consumados y ha comenzado a talar el bosque de San Pedro en esa zona del municipio serrablés, que empieza a presentar un aspecto desolador”.

Para Mariano Polanco, de este grupo ecologista, “el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental que ha otorgado todos los permisos, se convierte en cooperador necesario para este atropello, acompañado de la pasividad connivente de los responsables de medio ambiente municipal y comarcal a los que parece traerles sin cuidado los valores ambientales y paisajísticos de la zona, así como las molestias derivadas del ruido generado por el tráfico”.

Recordemos que el pasado mes de enero la citada organización ecologista de Sabiñánigo denunció públicamente la agresión irreversible que desfiguraría el Monte de San Pedro, uno de los elementos paisajísticos identificativos del municipio de Sabiñánigo, por la construcción de la autovía A-23 Lérida-Huesca Pamplona.

El proyecto original de la autovía determinaba la construcción de un túnel para salvar este monte, que inexplicablemente ha sido cambiado por la construcción de un enorme desmonte, que causará un impacto ambiental, acústico y paisajísticoinjustificable.

El cambio del túnel por una obra a cielo abierto con la ejecución de un gran desmonte, supone una alteración sustancial de las características del proyecto en este tramo y por tanto no se puede realizar la obra sin una nueva Evaluación de Impacto Ambiental en la que se analice convenientemente el impacto y las repercusiones.

Ecologistas en Acción-ADEPA en un escrito “ reclama el rescate y la ejecución del túnel del proyecto original, porque sería vergonzoso que una vez más el deterioro del medioambiente y la destrucción del paisaje fueran la moneda de cambio que pagase la insensibilidad de los responsables en estas materias”.

En los primeros meses del año el grupo de IU igualmente mostró su disconformidad con esta acción, señalando en aquella ocasión que “ lo correcto para salvar esa zona de la montaña, en las inmediaciones de la piscina del Puente de Sardas de la ciudad serrablesa, “sería un túnel como se propuso en los proyectos iniciales. El hacer un semi-túnel como recoge la propuesta posterior, que es sobre la que se hizo el estudio de impacto ambiental, ya supone un impacto visual y acústico muy importante dada la cercanía a la población de Sabiñánigo”

Comentarios