El programa de inserción sociolaboral Red Oriental cumple un año con un balance de resultados positivo

El programa de inserción sociolaboral Red Oriental impulsado por la Fundación Bolskan y subvencionado por el INAEM, cumple un año de su puesta en marcha con un balance de resultados positivo.

El programa, dirigido a personas en riesgo de exclusión residentes en las comarcas orientales de la provincia de Huesca (Somontano, Ribagorza, Sobrarbe, La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca), se inició el 16 de septiembre de 2008 y hasta la fecha, ha atendido a más de 180 usuarios.

Además, ha contactado con 880 empresas, que se han interesado por el funcionamiento del programa y han creado ofertas de empleo entre las personas de colectivos en riesgo de exclusión.

Esta colaboración se ha materializado con la contratación de 13 personas en riesgo de exclusión por parte de varias empresas ordinarias y un centro especial de empleo.

El programa se ha gestionado desde el centro oriental de atención sociolaboral situado en Barbastro, y su objetivo ha sido el de dotar a las personas con discapacidad física y psíquica, de las herramientas personales, las habilidades, las aptitudes y valores necesarios, para introducirse en el mundo laboral, de forma que se garantice la verdadera incorporación al trabajo de los colectivos en riesgo de exclusión.

Las encargadas del proyecto, Patricia Alamán y Delia Pérez, han hecho una valoración positiva del programa y han expresado que “a pesar de las actuales circunstancias económicas y sociales, tanto los usuarios como las empresas han mostrado gran interés en el programa, especialmente en el requerimiento de información sobre subvenciones y bonificaciones”.

Asimismo, han destacado “el especial interés” mostrado por las comarcas del Sobrarbe y La Ribagorza, que a pesar de la escasez de recursos para este tipo de colectivos en la zona, han participado de forma “muy activa” en el proyecto.

El programa, que nació con una previsión de duración de un año, mantendrá en activo sus servicios desde la sede social de la Fundación Bolskan, en Huesca. El objetivo es dar continuidad a la red sociolaboral creada en la zona oriental oscense y ampliarla al resto de la provincia.

Comentarios