Carlos Pauner intenta atacar la cima su noveno ochomil

2003052321 pauner2.jpg

Carlos Pauner ha iniciado este lunes el viaje hacia el Himalaya. El Manaslu (8.163) o ‘Montaña del espíritu’ es el principal objetivo del alpinista aragonés para esta primavera del 2009. Esta montaña, también conocida en Nepal como Kutang, es la octava cima más alta del mundo y tiene como principal dificultad el gran número de avalanchas. En esta expedición cuenta con la presencia de Javier Pérez, alpinista y gran amigo, pero además en el campo base, los aragoneses se juntarán con nueve alpinistas de élite de diferentes nacionalidades; todos ello intentarán la cima del Manaslu, siendo Pauner el jefe de la expedición.

El objetivo de la expedición es doble, puesto que además de intentar hollar la cima del Manaslu, Carlos Pauner y Javier Pérez filmarán en Alta Definición todo cuanto suceda en esta expedición para realizar un audiovisual. Pauner recibía la bandera del Gobierno de Aragón de manos de Jesús Sánchez, Secretario General Técnico de Presidencia de la DGA.

La planificación de la temporada y el entrenamiento han dado buenos frutos para el montañero, según constatan los médicos del Hospital Clínico de Zaragoza, que cada año se encargan de evaluar el estado físico y psíquico de Pauner. Él mismo indicaba que “voy con muchas ganas, bien preparado físicamente y con mucha ilusión”.

En esta ocasión la expedición cuenta con el apoyo y la presencia en el campo base del doctor Morandeira y la doctora María Antonia Nerín, ya que en esos días imparten un curso para médicos en Katmandú. Los facultativos les realizarán pruebas médicas en el campo base para constatar que su forma física sigue según lo previsto. “El estado físico y psicológico de Carlos es el adecuado para poder hollar la cima del Manaslu” apunta el doctor Morandeira.

La llegada a Katmandú está prevista para este martes, 24 de marzo y a partir de ahí, tras dos o tres días dedicados a diversos trámites administrativos comenzará un trekking de ocho días que culminará en el campo base. Está previsto que se establezcan tres campos de altura, el tercero a 7.400 metros y de ahí aprovecharán una ventana de buen tiempo para atacar la cima. A partir de entonces, las previsiones del propio alpinista indican “si todo va bien, la bandera de Aragón podría ondear en lo más alto del Manaslu entre el 27 de abril y el 5 de mayo” concluye Pauner.

Comentarios