El Laboratorio de Canfranc mostrará su actividad en su nueva sede exterior

En el mes de abril está previsto que comiencen las obras de reforzamiento de la estructura del Laboratorio subterráneo de Canfranc y en junio comenzarán las obras de su nueva sede exterior, un edificio de 2.000 metros cuadrados, donde se pretende mostrar su actividad, además de contar con despachos para los científicos, auditorio, sala de reuniones y diferentes laboratorios. Estos dos proyectos suponen una inversión cercana a los cuatro millones de euros. Cuando ambos estén concluidos, en el laboratorio trabajarán entorno a 50 personas, entre científicos y personal de administración.

Actualmente los científicos están desarrollando sus trabajos en el viejo laboratorio, ya que el nuevo está cerrado desde abril de 2007 por un desprendimiento en la cúpula de la sala principal. En el mes de abril comenzarán las obras de reforzamiento de dicha cúpula y de toda la estructura del laboratorio. Los trabajos durarán diez meses por lo que está previsto que se reabra el próximo año, según ha indicado José Angel Villar, vicerrector de Investigación de la Universidad de Zaragoza,

Por otro lado, se ha licitado la obra de construcción del edificio exterior del Laboratorio de Canfranc. Se prevé que las obras empiecen a principios del mes de junio. El plazo de ejecución es de 18 meses y el presupuesto asciende a 2.440.000 euros. Villar ha indicado que en la sede exterior del laboratorio, que será un edificio de 2000 metros cuadrados, habrá despachos para los científicos, laboratorios, sala de reuniones, auditorio, un taller-almacén y una sala para mostrar la actividad del laboratorio.

El laboratorio de Canfranc está inmerso también en otro proyecto importante, denominado “Laguna”. Recientemente ha sido adjudicado a la empresa Iberinsa la realización de un estudio de viabilidad de dicho proyecto, por el que Canfranc es uno de los siete candidatos europeos a albergar un nuevo detector de neutrinos, con el que se pondría a la cabeza de este tipo de investigaciones. A mediados de 2010 la comunidad científica europea hará su elección. Villar ha indicado que el laboratorio de Canfranc tiene posibilidades de ser elegido, por su historia y actividad, pero Japón es un rival muy fuerte, ya que actualmente es el país de referencia en la detección de neutrinos.

Comentarios