Jaca y Puigcerdá, dos eternos rivales se juegan la Copa del Rey

2004020606 ch jaca puigcerda.jpg

Se acerca la hora de la verdad para la final de la Copa del Rey, en una edición en la que Aramón Club Hielo Jaca y Puigcerdá se enfrentan de nuevo, unos, los de Jaca, para ser los dominadores de la competición consiguiendo su duodécima Copa del Rey, y otros, los catalanes, para igualar en número de Copas a los de Jaca y hacerse así con su undécimo título. Para este encuentro que se jugará este sábado a las siete de la tarde en la pista de hielo de Logroño, la federación ha designado a dos árbitros principales Stephan Bauer y Carlos Nicolau, este último se despide así como árbitro, y a dos linieres, Richard Vea y Óscar Sánchez.

Se trata de una final que se ha repetido en numerosas ocasiones en los últimos años y en la que ambos equipos se han ido repartiendo los títulos. Para el equipo jaqués es la única oportunidad de conseguir un título esta temporada, pero son conocedores de la dificultad que presenta jugar a partido único. Para Aramón Club Hielo Jaca es la lucha por su duodécima Copa del Rey, la última la consiguieron en el año 2006 y fue precisamente ante el equipo ceretano y en la pista de Puigcerdá. Por su parte los catalanes quieren conseguir este título después de no haber podido hacerse con la liga, y además si se hacen con la Copa de este año, tendrán el mismo número de Copas del Rey que el equipo jaqués, algo que los altoaragoneses quieren evitar a toda costa.

En el ranking copero, el Club Hielo Jaca es el equipo que más Copas del Rey tiene en sus vitrinas, ya que ha conseguido este torneo en once ocasiones, de las 36 disputadas hasta la fecha. El CG Puigcerdá le sigue de cerca, con 10 títulos, y tras ellos se sitúa el equipo de San Sebastián, con 9 Copas, si sumamos las tres logradas por la Real Sociedad y las seis que obtuvo posteriormente el Txuri Urdiñ. El FC Barcelona la ha conseguido en cuatro ocasiones y cierra la tabla el Casco Viejo de Bilbao, un club ya desaparecido, que logró dos copas en los años 78 y 81.

Hay que recordar que si el tiempo reglamentario del partido, 60 minutos, finaliza con empate en el marcador, se jugará una prórroga de 20 minutos, como un cuarto tiempo, y si en ese tiempo ningún equipo marca, ya que se juega a gol de oro, habría que pasar a los lanzamientos de penaltis, tres para cada equipo y si no es suficiente, un lanzamiento cada conjunto hasta que uno supere al otro.

Los aficionados jaqueses aseguran su presencia en Logroño

Por otra parte, se espera una buena afluencia de aficionados jacetanos a la pista de la capital riojana. En este sentido, la Peña Charumba ha organizado un viaje en autobús que saldrá el sábado por la tarde y volverá el domingo por la mañana. Pero también hay seguidores que viajarán en sus vehículos particulares y estarán el sábado animando al equipo jaqués, algo que sin duda agradecen desde el club, porque aunque el partido se juegue en terreno neutral, el apoyo de la afición es siempre muy importante.

Comentarios