La Oficina de Extranjería ya funciona en el antiguo edificio del Banco de España

Las obras de reforma del antiguo Banco de España, edificio que acogerá las oficinas de Extranjería y del Instituto Nacional de Estadística, ya han finalizado y estos días se está haciendo el traslado de los servicios que allí se van a ubicar.

De momento ha comenzado a funcionar la oficina de Extranjería en el inmueble remodelado, mientras que el Instituto Nacional de Estadística aun tardará unos días en completar el traslado.

En la planta baja se ubica de manera especial la Oficina de Extranjería, mientras que el INE tan solo cuenta con un hall de entrada en dicha planta y el resto de dependencias se distribuyen en la primera y segunda plantas.

Las obras realizadas han permitido alcanzar las condiciones necesarias para alojar un espacio administrativo moderno adaptado a los nuevos modelos de trabajo, basados en el uso de las tecnologías actuales, y teniendo en cuenta las necesidades futuras.

Los trabajos, que se han prolongado durante poco más de un año, han supuesto la reorganización exterior del inmueble, la eliminación de la cubierta en forma de pirámide que tenía, así como que en éste se hayan aumentado dos plantas.

De ser un edificio con una gran presencia del hormigón y muy duro, ahora se ha logrado un espacio luminoso y agradable para trabajar en él, con plantas diáfanas de casi 900 metros cuadrados de superficie, que se distribuyen enotrno a un gran patio central que permite que la luz natural penetre en el interior de las dependencias.

Exteriormente el edificio ha ganado en altura pero es más etéreo al haber sido todo él recubierto de vidrio.

La antigua cámara acorazada se utiliza ahora para archivos. Se mantiene el jardín que rodeaba el inmueble, al que se añade el antiguo foso que ahora se ha rellenado de grava.

Comentarios