Cartas al director: Semana Santa

Patro Manzano

En unos días nuestra ciudad vivirá una de las festividades más importantes, la Semana Santa y ante el acontecimiento me hace pensar…

¿Qué ha sido de aquellos días en que la Semana Santa era motivo de reflexión y penitencia? Días de Bacalao con garbanzos y arroz con leche. Días de devoción, de fé, de liturgias…

¿Qué nos ha pasado? ¡En qué momento empezó el cambio!

Vivimos días de un orden absurdo. Ahora los jueces son los juzgados, la Policía Nacional está al otro lado de las manifestaciones participando activamente, los bancos y cajas de ahorros son ahora los que piden dinero, lo normal no es ahorrar, por lo que pueda venir, sino tener una hipoteca en el banco con tantos ceros que sobreviva a nuestra muerte y a nuestros hijos, los alumnos son los que recriminan y castigan a profesores...

A pesar del difícil momento económico que está pasando el país, la mayoría de nosotros estamos pensando en dónde vamos a pasar estos días de vacaciones. Eso o desplazarnos a un Centro Comercial para aprovechar y comprar equipamiento para la terraza del jardín. ¡Porque hay que ir preparando la tumbona para tomar el Sol!

El huracán de la crisis nos arrastra irrefrenablemente a un futuro incierto y por el camino se está llevando la dignidad, el orgullo, el respeto, la ilusión y la felicidad de todas aquellas personas que después de toda una vida de esfuerzo se encuentran sin nada.

Sin pretender posicionarme a favor o en contra de una festividad religiosa muy arraigada en nuestro país, pregunto: ¿Para cuando la amistad, el compañerismo, la lealtad, la honestidad, la ayuda al prójimo, el dar sin esperar nada a cambio, el dar amor, la solidaridad, …?

Hace unos días alguien me dijo que “un abrazo no se pide, simplemente se da”, creo que es una frase lo suficientemente explícita para invitarnos a reflexionar.

Comentarios