Alcalde ausente

Luis Laiglesia

El Alcalde de Huesca se equivocó no asistiendo esta semana al Consejo Social de la Universidad en el que se debía sancionar el nuevo Mapa de Titulaciones de la Universidad Aragonesa.

En efecto, como dice el Alcalde, el Consejo ha dejado de ser un órgano decisorio, y el paso por él no deja ser un mero trámite, pero un trámite imprescindible.

Pero, además, el Consejo Social de la Universidad es el lugar donde sus diversos miembros dejan clara su postura sobre cualquier asunto universitario, y no parece correcto que el Alcalde de una ciudad con vocación universitaria falte a una sesión en la que se habla del asunto.

Conocer lo que se dijo en el dichoso Consejo aclara lo indicado. Por ejemplo, el rector dijo que Huesca en 30 años de estudios médicos no había conseguido habilitar las infraestructuras necesarias para completar el grado, que Huesca no había reivindicado suficiente, y que la ciudad había perdido los estudios en turismo por falta de matrícula en la antigua escuela.

¿Dónde estaba el único representante de la ciudad en el Consejo para rebatir los improcedentes argumentos del rector? Por cierto, Rector cuya palabra es puesta en cuestión tras anunciar una cosa en el campus de Huesca y luego ejecutar otra al llegar a Zaragoza.

Solo por eso, Fernando Elboj debería haber estado en el Consejo, porque sus miembros se fueron convencidos de que Huesca está satisfecha con lo que se le ha dado, y eso no es así, ni por asomo.

Destacar, por otra parte, el encendido alegato que realizó del campus de Huesca un trabajador universitario de administración y servicios, quien no dudó en defender lo que debería hacer defendido el Alcalde, mientra este último votaba en Madrid una moción sobre las comunicaciones transfronterizas que no tendrá más recorrido que un titular de tercera en cualquier periódico o medio de comunicación. ¿O es que el Alcalde se ha pensado que el Senado decide más de lo que decide el Consejo Social?

Comentarios