Apoyo a las comarcas y entre comunidades para mejorar la atención a la violencia de género

El Gobierno de Aragón acuerda con otras comunidades coordinar su acción en los centros de acogida de mujeres víctimas de violencia de género. Además, el departamento de Servicios Sociales y Familia invertirá 300.000 euros en proyectos de atención y prevención de la violencia contra las mujeres.

La primera de estas actuaciones busca que la coordinación entre comunidades autónomas mejore la protección de la mujer frente a su agresor, cuando es necesario el alejamiento inmediato del maltratador. Esto en muchas ocasiones exige buscar alojamiento a la víctima fuera de su comunidad de origen y, con la coordinación que se pretende tras este convenio se espera mejorar este servicio.

Este convenio se realizará entre el Gobierno de Aragón, la Junta de Castilla y León, la Junta de Andalucía, La Generalitat de Cataluña, la Generalitat Valenciana y el Gobierno de las Islas Baleares. Estas comunidades colaborarán comprometiéndose a adoptar medidas comunes de atención a las mujeres víctimas de violencia de género como por ejemplo la disposición de distintas modalidades de centro de acogida.

Por otro lado, el Gobierno de Aragón ha aprobado la distribución de 300.000 euros para proyectos de atención y prevención de la violencia de género contra las mujeres en 2009. Parte de este dinero, 233.000 euros, se destinará para centros de información y servicios a la mujer de 31 comarcas aragonesas, con los que deben poner en marcha centros comarcales de información para asesorar a las mujeres que han sido víctimas de violencia machista.

Cada comarca recibirá entre 7.500 y 10.000 euros para el mantenimiento de los centros comarcales de información y servicios a la mujer. Las propias comarcas deben proporcionar a las mujeres un espacio con asesoría psicológica e informativa al menos dos días a la semana. Por otro lado, el Instituto Aragonés de la Mujer prestará asesoría laboral, jurídica y de atención psicológica a los hombres con problemas de control y violencia.

Comentarios