Un Manual de Buenas Prácticas Medioambientales plasmará los criterios para las obras en carreteras

Los consejeros de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Alfonso Vicente, y de Medio Ambiente, Alfredo Boné, han firmado un protocolo de colaboración para la integración de criterios medioambientales en materia de contratación de obras en las carreteras de las Red Autonómica. El convenio se concretará inicialmente en la Elaboración de un Manual de Buenas Prácticas Medioambientales dirigido a los técnicos que participan tanto en el proyecto como en la dirección de las obras.

 

En una primera fase, este documento atenderá a aspectos relacionados con la reutilización de los residuos generados en la propia obra y el uso de materiales reciclados en la ejecución de carreteras (polvos de neumáticos, residuos de construcción y demolición, escorias de acería y polímeros, frente al uso de otros materiales, siempre que su utilización sea técnica y económicamente viable.

 

Dentro de esta primera parte del Manual de Buenas Prácticas Medioambientales se incluirán también aspectos relacionados con la restauración ecológica y paisajística. Una vez diseñado el manual, se llevará a cabo una campaña de sensibilización en el sector empresarial.

 

Estos criterios medioambientales quedarán igualmente integrados en los pliegos de contratación de las obras como uno de los criterios de selección.

 

Ambos departamentos estiman que puede darse un paso más en la actual normativa medioambiental para fomentar y exigir, en los casos en que sea posible, la aplicación de buenas prácticas para conseguir la minimización de las afecciones al entorno natural.

 

De ahí esta apuesta por el uso eficiente de los recursos materiales o energéticos y la aplicación del principio de jerarquía en la gestión de recursos, priorizando la reducción en origen, reutilización, reciclado y valorización frente a su eliminación.

 

Ambos departamentos estiman igualmente que las obras en carreteras, por cuestiones relacionadas por su linealidad, afección a espacios protegidos, consumo de materiales naturales y derivados del petróleo así como su capacidad para la utilización como materiales de residuos procedentes de la propia obra o generados en otras actividades es una actividad idónea para la integración de los aspectos medioambientales en las obras públicas.

Comentarios