Cartas al Director: Privatizar no es la solución

Jesús Ausens, Delegado por CC.OO. Ayto. de Huesca

En tiempos de crisis nuestro Ayuntamiento se une a ella, con el empeño de finiquitar el matadero de Huesca, hasta hoy de gestión municipal. Ya hace un año que tenían la pretensión de aniquilar este servicio público, razonando que tenían pérdidas económicas. CC.OO. mostró entonces su absoluto desacuerdo, forzando a que el Ayuntamiento se comprometiese a formalizar un Plan de viabilidad y sanear el Matadero.

Hoy, un año después, el consistorio no ha cumplido su compromiso, y no ha hecho ningún Plan de Viabilidad, y mucho menos ha saneado el Matadero. Ha decidido privatizarlo, y asumir que debe recolocar a la plantilla, que lógicamente tiene ese derecho, al tratarse de empleados y empleadas públicas.

El abastecimiento alimentario ya no será público en Huesca, con lo que eso conlleva. La calidad no será igual, y ya no comeremos carne recién muerta, traída directamente del matadero. Comeremos la que nos quieran traer, no sabemos de qué lugar, ni a qué precio. Como siempre, y ya tenemos experiencias en Huesca, privatizar un servicio acaba siendo una carga para quien consume. Acordémonos de las basuras, que aún estando gestionadas por empresa pública, han subido las tasas sin reparo.

Da pena ver que la dedicación de algunos políticos sea privatizar. Algunos departamentos, como Fomento, lejos de buscar alternativas lo que fomentan es que vengan personas privadas, a hacer negocio de bienes necesarios. ¿Y cómo se explica que ahora, con gestión privada, el Matadero funcione? Quizás es que lo que verdaderamente falla es la gestión.

Y también, no nos olvidemos que las empresas privadas en servicios antes públicos, en tiempos de bonanzas se aprovechan, y cuándo las cuentas no les salen, exigen y consiguen subvenciones del dinero de todos y todas. Así es fácil salir adelante.

CC.OO. cree y defiende lo público, con los necesarios controles. Y en este caso luchará por la continuidad del Matadero Municipal de Huesca, que puede ser rentable, si quienes lo gestionan se molestan en encontrar clientes que compren la carne. Desde luego ya tenemos los profesionales que la manipulan y la trabajan en condiciones.

Triste es, pero verdad, que hasta ahora lo único que han intentado tanto políticos como el gerente es firmar la defunción del Matadero. Los y las oscenses deberíamos luchar porque nuestro Matadero no vaya a parar a manos privadas, o pero aún, que cierre. No olvidemos que la alimentación es fundamental para nuestras vidas, y no nos debería dar igual de dónde venga y cómo se manipule la carne.

Comentarios