Un grupo de investigación analizará la violencia en las aulas de 35 institutos de Aragón

Un grupo de investigación de la Universidad de Zaragoza analizará los riesgos psicosociales y en especial las situaciones de violencia en un millar de profesores de 35 institutos de Secundaria de Aragón. El objetivo no es otro que diseñar programas preventivos para reducir dichos riesgos y, por tanto, mejorar los niveles de salud y bienestar de los docentes, un colectivo con altos niveles de estrés, burnout y bajas por enfermedad.

Al proyecto aragonés, que se desarrollará durante los próximos tres cursos académicos, se han adherido hasta 17 universidades europeas que han decidido aplicarlo en sus países, con lo que al final se podrá obtener una radiografía general de carácter internacional sobre los riesgos psicosociales en los institutos.

El Grupo de Investigación de la Escuela de Medicina del Trabajo de la Universidad de Zaragoza, dirigido por la doctora Begoña Martínez Jarreta, catedrática de Medicina Legal y Forense de la Facultad de Medicina, es el que ha diseñado y desarrollará este trabajo de investigación a partir del próximo mes de septiembre en Aragón, para lo que cuentan con el apoyo del Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón. Mientras tanto, la financiación para su aplicación procederá de programas de ayuda para la investigación de la Unión Europea.

En concreto, el título del proyecto es “Análisis de la contribución sobre la salud de distintos métodos de prevención de riesgos psicosociales en profesorado de Secundaria. Especial Atención a las situaciones de violencia”.

Los profesionales de la educación, especialmente los de Secundaria, constituyen una de las profesiones con mayor exposición al estrés. Los principales riesgos psicosociales descritos ya en anteriores investigaciones son sobrecarga de trabajo, exceso de alumnos en el aula, falta de reconocimiento y de apoyo, bajo control, necesidad de estar al día en su formación, trato con alumnos difíciles, desmotivados y agresivos, tal como explican los autores de este proyecto.

Asimismo, la coordinadora del grupo de investigación considera que para disminuir los riesgos psicosociales de una organización hay que determinar qué elementos pueden ser fuentes de estrés, que generalmente guardan relación con demandas excesivas, ritmo de trabajo impuesto, control, ambigüedad y conflicto de rol, relaciones personales, estilos de dirección y supervisión, sistemas de información, regulación de conflictos, falta de adaptación al puesto, grandes responsabilidad e inestabilidad en el empleo.

Hipótesis

La hipótesis de trabajo de la que se parte es que la evaluación y detección de los riesgos a los que están sometidos los docentes permitirá llevar a cabo un diagnóstico real de su situación sobre datos objetivos y contrastables científicamente. Y que sobre los mismos se podrá lleva a cabo una posterior intervención que permita mejorar el bienestar y salud de los docentes y que secundariamente genere un aumento de su motivación, una disminución del índice de absentismo y un efecto positivo en la calidad docente.

Según Santiago Gascón, profesor de la Facultad de Medicina y miembro del grupo investigador, en estas situaciones resulta muy eficaz el hecho de diseñar métodos preventivos a la medida de cada centro. Además de intervenir en aspectos objetivos derivados de la organización de trabajo, también se aplicarán medidas dirigidas a las personas, desde entrenamiento en estrategias para afrontar el estrés, en habilidades comunicativas, resolución de conflictos, entre otros.

Fases del proyecto

El proyecto, que consta de una primera fase de evaluación de los riesgos presentes, una segunda de intervención y, finalmente, una fase de evaluación de la eficacia de los programas preventivos. La intervención se prolongará durante un curso académico, y se aplicará dividiendo los institutos en cuatro grupos diferenciados: En uno de los grupos se intervendrá exclusivamente en cuanto a cambios organizativos; otro será entrenado en técnicas de afrontamiento del estrés y mejora de relaciones grupales; en otro se aplicarán ambos tipos de estrategias, y un cuarto servirá como grupo control, y en el que no se intervendrá con ninguno de los dos programas.

Al proyecto se han sumado 17 universidades de distintos países europeos (Gran Bretaña, Portugal, Francia, Italia, Turquía, Rusia, Irlanda, Rumania, Armenia, Holanda, Bélgica, Alemania), con la intención de que los datos recogidos en cada país puedan ser comparados y elaborar así una publicación con las conclusiones obtenidas.

La investigación que se ha propuesto este grupo deriva de la realizada en los últimos tres años por este grupo en la que se han analizado los riesgos psicosociales de los profesionales sanitarios, con especial énfasis en las situaciones de violencia y cuyos datos acaban de ser publicados en la prestigiosa publicación International Journal of Occupational and Environmental Health.

El grupo, coordinado por la profesora Martínez jarreta, lo integran: Santiago Gascón, Yolanda Casalod, Inmaculada Almuzara, Blanca Bell, Cristina Vispe, Manolo Albalad, Javier Bascuas, Silvia Morales, Irene Santos, Ignacio Ezpeleta, Eva Andrés, Miguel Angel Santed y Agustín Albesa.

Comentarios