Asamblea de trabajadores de Brilén

Este lunes, a las 18´30 horas, el comité ha convocado a los empleados a una reunión con el fin de informarles sobre la situación actual y posteriormente adoptar las decisiones que la asamblea crea oportuno después del anuncio realizado por la dirección en el último encuentro.

Aplazar la instalación de la nueva sección de “hilos técnicos” y las inversiones previstas en la planta de Barbastro, e incrementar a diecinueve el número de despidos, son las medidas que piensa adoptar la dirección de Brilén si el comité no acepta la propuesta presentada por la empresa para el cierre de la planta de “urdido y encolado”. El presidente del comité, Gregorio Coll, realizaba un balance "negativo" de la última reunión y explicaba que la negociación se había “endurecido” por parte de la empresa que adoptaba una postura “radical e incluso vengativa”.

La dirección ofrece treinta y tres días de indemnización para los despidos forzosos y treinta días para las bajas voluntarias mientras que los representantes de los trabajadores mantienen cuarenta y cinco y cuarenta días para las dos situaciones. Coll manifestaba que después de la sexta reunión no se producía ningún avance y quizás un retroceso puesto que de trece despidos se incrementaba a diecinueve, siempre y cuando no reduzca el comité el número de días para las indemnizaciones. Desde el comité no se descartaba algún tipo de movilizaciones.

Por el momento en las reuniones celebradas no se ha tratado el expediente de regulación de empleo que Brilén tiene previsto aplicar en la planta-1 de polimerización en el próximo mes de agosto. El presidente del comité señalaba que comunicarán a la empresa la decisión de la asamblea para que pueda adoptar las medidas oportunas en este asunto.

Comentarios