Aragón utilizará perros adiestrados en la detección de veneno en el medio natural

Aragón ha participado esta semana en la primera reunión técnica internacional del proyecto europeo LIFE+ANTIDOTO, cuyo objetivo es la conservación de los grandes carnívoros y rapaces necrófagas mediante la adopción de medidas innovadoras para la lucha contra el uso ilegal de veneno.

 

En este encuentro se ha formado el Comité técnico de coordinación y se ha concretado un primer calendario de actuaciones para el desarrollo del proyecto. Una de las primeras medidas que se van a poner en marcha será la formación por parte de la Junta de Andalucía de dos equipos caninos de cinco perros especializados en la detección e identificación de cebos envenenados o cadáveres de animales silvestres y domésticos muertos por envenenamiento.

Estos adiestramientos se realizarán a lo largo del próximo año y medio en Andalucía, Comunidad pionera en la utilización de estas técnicas, y posteriormente cada una de las cuadrillas de perros se trasladarán a Aragón y al parque italiano respectivamente, donde trabajarán hasta el final del proyecto, en 2013.

El adiestramiento comprenderá un tiempo de adaptación a las características geográficas propias de Aragón, sus condiciones ambientales y a los venenos y sustancias más frecuentes en el territorio. Además, también se entrenará a personal del Gobierno de Aragón para el adiestramiento y manejo de estos perros en el campo. La actividad de control del territorio realizada por los equipos caninos en Aragón y en el Parque Nacional Gran Sasso será completada por investigaciones diagnósticas.

Experiencia aragonesa

Por su parte, Aragón aportará al proyecto la experiencia de los especialistas del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del complejo de La Alfranca. Así, veterinarios italianos se trasladarán al centro aragonés, donde se formarán en necropsias y técnicas diagnósticas en casos de animales muertos por envenenamiento.

 

Ahora se detallará y coordinará un plan de acción para desarrollar actuaciones concretas previstas en el Proyecto, que con una inversión total de 1.411.144,00 euros, cofinanciado al 50% por el Reglamento LIFE, tiene como objetivo la conservación de la fauna mediante la detección y eliminación del veneno en el medio natural. Además, el proyecto prevé la redacción de una estrategia para encarar, bajo diferentes puntos de vista, el problema del uso de veneno.

 

A lo largo de este año, se comenzarán a realizar las disposiciones administrativas necesarias, la creación del equipo de trabajo y redacción de los proyectos ejecutivos de las diferentes acciones. El Proyecto también prevé el desarrollo de actividades de divulgación como la creación de la página web del proyecto, mesas de trabajo y actividades de formación y técnicas alternativas que eviten el uso indiscriminado de venenos que afectan a toda la cadena alimentaria.

 

Comentarios