El Huesca con la máxima ilusión para enfrentarse al Rayo Vallecano

Antonio Calderón

El Huesca afronta el partido ante el Rayo Vallecano de este domingo a las 18 horas con una clara idea que es la de sumar los tres puntos ante el primero de los aspirantes al ascenso que llega al Alcoraz. Luego le seguirán otros conjuntos como Real Sociedad, Zaragoza o Hércules que también están en la lucha por los primeros puestos de una clasificación en la que los oscenses se mueven en zona tranquila, aunque nadie quiere relajarse lo más mínimo, como ha indicado el técnico Antonio Calderón en su análisis del choque ante los madrileños. En relación al vestuario, Sastre sigue con molestias y será finalmente baja, así como Eduardo, sancionado. El resto en condiciones y todos en la convocatoria.

El equipo ha trabajando bien y con muchas ganas e ilusión para medirse a un rival que tiene un gran potencial, como ya conoce el Huesca de sus enfrentamientos en copa y en la primera vuelta. "Es un equipo que sin jugar bien te puede ganar, con jugadores con mucha experiencia, por eso están donde están, llevan casi tres años jugando juntos con el mismo entrenador y por eso lo hace doblemente peligroso", señala Calderón.

El equipo comenzó con buen pie su andadura desde el inicio y se han ido puliendo cosas como que ahora se ha convertido en un conjunto más sólido. Ahora todo el mundo se juega mucho y por ello Calderón sabe que hay que estar muy concentrados ante cualquier rival y más con lo que se juegan algunos, como el Rayo. "Ante equipos como el Rayo los detalles toman una importancia muy revelante, a lo mejor nosotros estamos jugando muy bien y resulta que estamos perdiendo son equipos que no necesitan jugar bien sobretodo con su experiencia y con su calidad".

El técnico gaditano espera que a la tercera sea la vencida, “esperamos que nos ayude la afición aunque no será fácil. Ganando en casa nos dará mucha confianza, respetamos mucho al rival pero saldremos sin complejos y saltaremos al terreno de juego sin renunciar a nada e intentar resarcirse de la derrota en Córdoba.”

Aunque con 44 puntos la permanencia está cerca, todavía no es matemática y por ello hay que seguir peleando en una segunda división muy dura, como se está pudieron comprobar y donde nadie da nada por perdido cada jornada lo que hace que haya que mantener la tensión y especialmente de aquí al final para conseguir la mejor clasificación posible.

Con el calendario en la mano hay que medirse a cinco de los seis primeros y jugar también ante equipos que luchan por abajo como Alavés o Las Palmas por lo que el Huesca puede jugar un papel importante de juez de la competición.

Comentarios