El PAR del Alto Aragónn promueve medidas de ahorro en el consumo municipal de energía y agua

La Comisión permanente del Comité intercomarcal del Alto Aragón del Partido Aragonés (PAR) acordó en su última reunión ordinaria, plantear a los alcaldes que fueron elegidos en candidaturas del PAR, "la conveniencia de que impulsen en sus ayuntamientos medidas de ahorro de costes en los consumos municipales de energía y agua".

Para el PAR altoaragonés, "ambos consumos suponen, con incidencia variable según los municipios, cantidades importantes del gasto corriente que deben afrontar los ayuntamientos con sus recursos públicos ordinarios. Habitualmente pero más aún en la actual coyuntura, la precariedad financiera de las entidades locales y la recesión, con un notable recorte en los ingresos por otros conceptos recaudatorios, obliga a extremar el control sobre estas partidas de gasto, con la alternativa de destinar el montante ahorrado a otros fines sociales y a servicios de interés ciudadano”.

Por estas razones, "dentro de las posibilidades de cada ayuntamiento, resulta adecuada la elaboración de auditorías energéticas y del agua, que a través de sus propuestas, conduzcan a una reducción con medidas de modernización de sistemas y elementos, control y supervisión de la facturación, y optimización".

Entre ellas, en cuanto a la energía "se trata de identificar los principales focos de consumo energético municipal, instalar sistemas de regulación de intensidad lumínica y de encendido y apagado, modernizar las redes de alumbrado público, revisar contratos de suministro, sustituir las bombillas incandescentes, alcanzar acuerdos sobre la iluminación ornamental exterior de edificios públicos, atender a consumos excesivos de aire acondicionado o calefacción en dependencias municipales, estudiar el uso de placas solares, etcétera"

Respecto al agua, se indica que "la modernización de infraestructuras, la vigilancia y acción sobre las pérdidas en las redes de abastecimiento, identificar los principales orígenes de consumo, uso de temporizadores en grifos y fuentes públicas, controles e inspección de consumo, sistemas de reutilización... son medidas necesarias”.

Además del ahorro, el PAR del Alto Aragón valora que "al tiempo, se impone una actuación responsable sobre energía y agua, ya que constituyen apartados decisivos para contribuir a la lucha contra el cambio climático. Las instituciones públicas están obligadas a dar ejemplo e implicar con su propia acción, a los ciudadanos en esta tarea común".

Comentarios