Aragón registra en marzo una tasa anual de inflación del 0,0%

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa anual de inflación se situó en Aragón en el mes de marzo de 2009 en el 0,0%, ocho décimas por debajo de la registrada el mes de febrero. Por octavo mes consecutivo se reduce la tasa anual de inflación, registrando un descenso acumulado desde julio del año pasado de seis puntos porcentuales. En el conjunto de España el comportamiento fue similar, disminuyendo la tasa anual de inflación desde el 0,7% alcanzado en febrero hasta el -0,1% en marzo. Por primera vez en toda la seria histórica del IPC (que arranca en enero de 1962), la tasa de variación interanual del índice registra un valor negativo.

 

 

Durante el mes de marzo continuaba el proceso de desaceleración de la inflación como consecuencia, principalmente, del desplome de los precios internacionales de las materias primas que se inició a mediados del pasado año 2008, aunque tampoco hay que despreciar el efecto que ejerce sobre los precios la contracción de la demanda interna en general y del consumo de los hogares en particular.

 

 

A la vista de la evolución que el IPC ha registrado en los últimos meses, se prevé que esta situación de desinflación se prolongue un poco más, hasta que se superen los efectos de base que la producen. El término utilizado es desinflación y no deflación dado que, en propiedad, mientras la parte subyacente del índice (la que no incorpora precios volátiles como los de la energía o los alimentos) no entre en terreno negativo no cabe hablar de deflación.

 

Respecto del mes de febrero, los precios en Aragón aumentaron una décima. Este leve incremento fue el resultado del inicio de la nueva temporada de moda, con un aumento mensual del 3,5% en los precios de Vestido y Calzado, junto con las subidas de precios en Ocio y Cultura (0,7%) y en la Enseñanza, el Menaje y las Bebidas Alcohólicas y Tabaco (0,2% en los tres casos). Estas subidas fueron parcialmente compensadas por las reducciones mensuales de precios experimentadas por Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (-1,2%), Transporte (-0,4%), y Medicina, Vivienda y Hostelería (-0,1% en los tres casos).

 

En términos interanuales, sin embargo, la fuerte desaceleración en la tasa de inflación viene explicada fundamentalmente por la evolución del precio del Transporte, que cae un 7,8%. A mayor distancia se sitúa Vestido y Calzado, cuyos precios muestran una reducción anual del 1,9%, mientras que los precios de Ocio y Cultura y Comunicaciones caen seis y cinco décimas respectivamente. En sentido contrario, destaca el crecimiento experimentado en los grupos de consumo de Enseñanza (5,2%), Bebidas Alcohólicas y Tabaco (3,9%) y Vivienda (3,3%).

 

La inflación subyacente, aquella que excluye de su cálculo los precios de la energía y alimentos no elaborados, continuaba en marzo su senda de desaceleración y se situaba en Aragón en el 1,4%, cuatro décimas menos que en febrero. De forma similar, en el conjunto de España se reducía tres décimas respecto al mes anterior para quedar en el 1,3% en tasa anual.

 

Dado que la inflación subyacente excluye precisamente la influencia de los precios internacionales del petróleo y las restantes materias primas, incluidas las alimenticias, podemos decir que en estos momentos refleja mejor que el índice general la tendencia de los precios de consumo que responde a los factores intrínsecamente internos de la economía aragonesa y española. Por ello es por lo que resulta prematuro hablar de deflación, no siendo procedente tal calificativo mientras esta inflación subyacente siga en terreno positivo.

 

Por provincias, la tasa anual de inflación en marzo se situó en el 0,2% en Zaragoza mientras que tanto en Huesca (-0,8%) como en Teruel (-0,6%) el registro entraba en terreno negativo por primera vez desde que se elabora el Índice de Precios de Consumo.

 

En la Zona Euro la inflación continúa desacelerando para situarse en el 0,6% en marzo, desde el 1,2% registrado en febrero. Por tercer mes consecutivo, la economía aragonesa presenta un diferencial de precios favorable respecto al promedio de nuestros socios europeos, diferencial que en marzo se ve ampliado hasta las seis décimas.

 

El Banco Central Europeo (BCE) prevé que las tasas de inflación sigan descendiendo en los próximos meses y que alcancen niveles negativos en torno a mediados de año, para posteriormente aumentar de nuevo. Esto le proporciona todavía cierto margen para recortar algo más los tipos de interés y debería propiciar descensos adicionales del Euribor, que ya se encuentra en mínimos históricos (por debajo del 2%), circunstancia de la que se beneficiarían muchos hogares al aliviar su carga hipotecaria mensual.

 

En una perspectiva a más largo plazo, el BCE espera que la inflación en la Eurozona se mantenga por debajo del 2% en el año 2010.

Comentarios