Seis medallas para los judokas aragoneses en Dax

La Selección Aragonesa Infantil de Judo, ha participado con 16 integrantes en el Torneo de Judo de Dax, perteneciente al Circuito Infantil de la Aquitania. La competición tuvo lugar en el Dojo Departamental des Landes, y fue arbitrada por los participantes en la Copa Regional de Jóvenes Árbitros

Los resultados fueron buenos, dado que se trata de un torneo donde los judokas franceses acumulan puntos para participar en la fase final del campeonato de zona, por lo que el nivel competitivo es bastante alto. Kenia Labata (-57kg) y Javier Santolaria (-73kg), ambos del Gimnasio Ibón de Huesca y Alicia Pions (-40kg), de Binéfar alcanzaron la plata, mientras que Cristina Claver (-52kg), de Club de Judo Zaragoza, Bayene Tunkara (-32kg) y el barbastrense Gabriel Lacambra (-60kg), ambos del Club de Judo Binéfar, lograron el bronce.

Además de estos medallistas, participaron en el Torneo: Joceline Mitlej y Ángel Bellido, del Club de Judo Zaragoza, Silvia Lles, Ana Sousa y Noe Labata, del Gimnasio Ibón de Huesca y Lorenzo Ara, Rubén Garriga, Álvaro y Jaime Gutiérrez y Jesús Mediavilla, del Club de Judo Binéfar.

Aunque los resultados pueden parecer escasos, algunos de los judokas aragoneses vencieron en 4 ó 5 encuentros y aun así no lograron el podio. Esto da una idea del nivel de la competición.

Los responsables franceses organizan estos eventos con el criterio de que todos los niños y niñas adquieran experiencia en competición, por eso se realizan ligas de 3 ó 4 judokas y los dos primeros de cada tabla entran en una eliminatoria con doble repesca. Esto supone disputar un mínimo de 3 encuentros (aunque pierdas todos ellos) y un máximo de 7 u 8 combates (en el caso de que llegues a disputar medallas).

Otro hecho destacable es la diferencia de criterios en el arbitraje, ya que los judokas aragoneses están acostumbrados al sistema internacional, que es el vigente para todas las categorías. Sin embargo, en Francia siguen un sistema distinto para las categorías inferiores, donde se establece un kumi-kata tradicional para comenzar el randori (no permitiéndose las acciones directas de ippón-seoi-nague, por ejemplo), y no se valora determinadas acciones que si son válidas en categorías superiores (seoi-nague de rodillas o katagurumas). Habrá que adaptarse en ese aspecto, para mejorar los resultados en el país vecino.

Comentarios