Asociaciones ecologistas denuncian que la balsa del vertedero de Sardas vierte hacia el río Gállego

La asociaciones, Ecologistas en Acción-ADEPA, ANSAR y SEO-Birdlife, han puesto en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, la Confederación Hidrográfica del Ebro y la Fiscalía de Medio Ambiente de la Audiencia Provincial de Huesca, “el vertido que se está produciendo desde el pasado viernes día 10 de abril, provocado por el desbordamiento de la balsa de lixiviados del Vertedero de Sardas.”

En su escrito de denuncia expresan sus “dudas, de que la Consejería de Medio Ambiente tenga concedido un permiso de vertidos por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro y la inoperancia e imprevisión de un organismo y la pasividad complementaria del otro están haciendo posible una situación deplorable El aumento de caudal que estos días experimenta el río Gállego ayuda a la dilución de los contaminantes, pero esto no debería utilizarse como falaz excusa ante hechos tan desastrosos”.

Desde el departamento de Medio Ambiente se “ recuerda que se están llevando a cabo acciones concretas en esos terrenos y que las asociaciones ecologistas han sido informados directamente de los mismos por la directora general del Calidad Ambiental” Precisando que "el contenido de la balsa esta siendo transportado sistemáticamente a la depuradora de Bailin”

Por su parte las mencionadas asociaciones señalan que “la Administración consideró el vertedero inactivo y la balsa permanecía inoperante desde 1999, año en el que se traslado el equipamiento de depuración al vertedero de Bailín, así lo confirmaba la vegetación palustre que crecía en la balsa. A partir de principios del año 2007 Ecologistas en Acción-ADEPA de Sabiñánigo viene advirtiendo del peligroso estado en el que se encuentra el Vertedero de Sardas, en el que se acumulan una ingente cantidad de toneladas de residuos organoclorados procedentes de la fabricación de lindano por la empresa Inquinosa, mezclados con los desechos de los diferentes procesos industriales y el residuo sólido-urbano de Sabiñánigo”

Igualmente reflejan en un comunicado que “la administración permaneció impasible hasta que el pasado mes de febrero, denunciamos el afloramiento de una peligrosa papilla de residuo libre, en extremo tóxica. Entonces, atropellados por los sucesos, se acometieron unas elementales actuaciones de urgencia, consistentes en la instalación de un decantador que separa por una parte la toxica papilla y por otra un líquido sobrenadante,”

Pero desde el pasado viernes, día 10 de abril, “la balsa desborda estos residuos de forma incontrolada hacia el río Gállego provocando al mismo tiempo un aumento de la contaminación difusa de los terrenos por los que se infiltran estos contaminantes. Los vertidos se producen tanto por desbordamiento como por las fugas entre la lámina impermeabilizante y el zócalo perimetral de hormigón.”

Comentarios