Dos millones de euros para el nuevo recinto de Pirineos Sur

La Diputación de Huesca ha invertido un total de dos millones de euros en el que será, desde este año, el nuevo recinto en el que se desarrollará el Festival Pirineos Sur. En total este espacio, más moderno, cómodo y adaptado a las actuales necesidades del Festival, tendrá capacidad para 4.500 espectadores.

El nuevo recinto aprovecha, al igual que el anterior, la falda de una de las montañas del vaso del pantano de Lanuza, para ubicar el graderío y los edificios de servicios.

El elemento más destacado es precisamente la zona dedicada los espectadores, en la que se ubicarán un total de 2500 asientos en grandes bancos corridos, aunque el aforo total será de 4.500 personas.

También llama la atención, por su dimensión, el denominado edificio técnico, en el que se ubicará un transformador y sus elementos eléctricos, incluido un gran grupo electrógeno, y depósitos de agua, uno de ellos para incendios.

Por lo que respecta al capítulo de servicios hosteleros, habrá una carpa de 550 metros cuadrados y dos terrazas de 250 metros cuadrados cada una.

También esta prevista la habilitación de una zona vip, un aparcamiento para treinta vehículos, servicios, fosa séptica, almacenes, una tienda y la construcción de un nuevo acceso rodado.

El escenario de actuaciones seguirá siendo el actual, que será trasladado a su nueva ubicación unos días antes del inicio del Festival.

También, y con un presupuesto de 500.000 euros, está prevista la reforestación de la zona del nuevo recinto y la construcción de un nuevo escenario de actuaciones, pero ya en la segunda mitad de este año, una vez finalizado la edición de este año.

La decisión de trasladar la zona de actuaciones del entorno del pueblo de Lanuza a este nuevo emplazamiento la adopta la Diputación de Huesca, una vez que alguno de los propietarios del antiguo recinto no llega a un acuerdo para continuar con la cesión de su propiedad a la DPH. A ello se unen las protestas continuadas de los vecinos de Lanuza, que una vez pueden volver a sus viviendas, consideran que el festival es más una molestia que un beneficio para ellos.

Ante esta situación, la Diputación de Huesca comienza el proceso para reubicar el Festival y se baraja la posibilidad de hacerlo itinerante u organizarlo fuera del Valle de Tena. Sin embargo, se llega a la conclusión de que el Pantano de Lanuza es parte del Festival y, a pesar de que en el Valle no siempre se ha apoyado al evento, Pirineos Sur se reubica en otra zona del embalse, más cerca de la localidad de Sallent de Gállego, muy cerca de lo que hasta ese momento se venía utilizando como aparcamiento.

El proceso de gestión del proyecto y de ejecución no ha sido sencillo. Ha habido que pasar numerosos filtros urbanísticos y medioambientales y el tiempo propio de una zona de montaña no ha ayudado a la ejecución de las obras.

Pero, de una manera u otra, el Festival llegará a la mayoría de edad con un nuevo recinto y, en unos meses, también con un nuevo escenario para el Festival más importante y con más proyección de cuantos se celebran en Aragón.

Comentarios