FIA UGT Aragón rechaza las manifestaciones en contra de la instalación de la central de Mequinenza

La comisión Ejecutiva Regional de FIA UGT Aragón quiere salir al paso de diferentes declaraciones efectuadas por representantes de la Plataforma Almatret Net en contra de la instalación de una central de 37 MW en Mequinenza, en las que se pone de manifiesto su desconocimiento de las características de la central y una clara falta de sensibilidad ante el futuro de los empleos de la minería en la cuenca, que esta pequeña central viene a garantizar.

Así, no se hace referencia alguna al pequeño tamaño de esta instalación, 37 MW frente a otras de ciclo combinado de gas de 800 MW, ni a la mejor técnica disponible que se aplica en esta central de lecho fluido circulante, que hace que los niveles de emisiones se hallen muy por debajo de los limites establecidos en la normativa comunitaria, como se ha demostrado en Mieres (Asturias) con la central de La Pereda que es idéntica la proyectada en Mequinenza. Por otro lado los filtros que se instalan en estas centrales eliminan los problemas de los humos; las cenizas o se utilizan para la industria cementera, o se depositarán, en el caso de Mequinenza, en el interior de las antiguas minas.

FIA UGT Aragón ha respaldado este proyecto como ha hecho con otros compatibles con el respeto al medio ambiente, como la planta piloto de Escatrón que ha utilizado una tecnología de combustión similar a la prevista en Mequinenza, con carbón de esta cuenca y que ha estado funcionado quince años sin ningún problema de emisiones en dicha localidad.

El carbón es un recurso del territorio y como tal debería ser considerado. Nosotros, como representantes de los trabajadores de la cuenca minera, lamentamos que algunas personas de pueblos vecinos que han tenido vinculación con el carbón en diferentes épocas lo traten como algo a rechazar y hablen de la actividad minera como “altamente contaminante”. Sería bueno que establecieran la comparación medioambiental con otras actividades existentes en la zona.

En todo caso es evidente que esta iniciativa supone un alto nivel de inversión y de empleo y es la garantía de la continuidad de los puestos de trabajo existentes en la cuenca, por lo que este sindicato impulsará las acciones y movilizaciones que sean necesarias para facilitar la instalación de la central que, por otro lado, cuenta con un amplio respaldo social, así como el apoyo de todos los partidos políticos representados en la comarca del Baix Cinca (PSOE, PP y PAR).

Comentarios