La tradición y la música, protagonistas de San Jorge en Barbastro

Barbastro celebra este jueves el día del patrón de Aragón, San Jorge, con la tradicional izada de la bandera aragonesa y la actuación de un grupo folclórico. Por la tarde, la música correrá a cargo de Ludmila Mercerón.

Los actos matinales, comienzan a las 12 horas con una misa aragonesa en la catedral a la que asistirán las autoridades locales y las Damas de las fiestas y que este año tiene una visita muy especial: una escultura de la Virgen con el Niño única en el mundo, pues el niño lleva puesto un cachirulo. Como en años anteriores, estos actos están organizados por el Grupo Tradiciones, las escuelas de folklore de Elita Davias y Salvador Fierro y la rondalla de la Agrupación Folklórica "Ciudad de Barbastro”, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad.

Finalizados estos actos, se realizará un pasacalles desde la Catedral hasta el Ayuntamiento, donde se izará la bandera de Aragón.

Tras este acto oficial se ofrecerá un ágape a los asistentes.

Por la tarde, los actos tradicionales darán paso a las habaneras de la mano de Ludmila Mercerón, que pondrá en escena su espectáculo “Más que un sentimiento” a las 20 horas en el Centro de Congresos. Esta actuación está organizada por la CAI y el Ayuntamiento de Barbastro y la artista lo define como “un repaso por los diferentes estados de ánimo”

En el escenario, Mercerón estará acompañada por su piano y por Reinaldo Hernández, primer bailarín de la Compañía Teatro de la Danza del Caribe de Santiago de Cuba, “un complemento imprescindible en el espectáculo” según le define la cantante, y “mi alma gemela, que transforma en movimiento todo lo que yo estoy expresando en las canciones”

El espectáculo, tal y como explica Ludmila Mercerón, se divide en tres partes: la música, la danza y las técnicas audiovisuales, que se dan la mano para expresar sensaciones y sentimientos.

Desde el balcón de sus recuerdos, Mercerón canta sus penas, sus alegrías, reflexiona, baila y propone que para interpretar canciones es necesario más que un sentimiento. Más que su propios deseo, cantar es su único instrumento para expresarse y sentirse viva. Más que una necesidad, es una realidad que se muestra fresca y sugerente.

Es la tercera vez que Ludmila Mercerón viene a Barbastro a presentar un espectáculo en los últimos 5 años: los anteriores fueron “De Cuba traigo un cantar” e “Historias de un bolero”

Comentarios