El SALUD, eximido del coste médico que precise una testigo de Jehová

Hospital de San Jorge de Huesca, marzo 09

El Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca exime al Servicio Aragonés de Salud (SALUD) del coste médico que precise una testigo de Jehová, que solicitaba el alta médica en el Hospital San Jorge para ser atendida en otro centro que atendiera sus exigencias religiosas (tratamiento sin transfusión de sangre). Se trata de una mujer de 81 años de edad que presentaba fractura de pretrocantérea del fémur derecho.

La paciente, como testigo de Jehová, rechaza los tratamientos médicos que impliquen recibir transfusión de sangre. Se emitía por parte de una comisión judicial, constituida al efecto, un informe en el que se señalaba que la paciente mostraba limitaciones en su desenvolvimiento físico y cognitivo; no obstante, el informe añadía que "la paciente es capaz de decidir en temas que afectan a sus creencias religiosas y de culto, y con ello a su propia vida".

El informe continúa que, "no tratándose de una intervención quirúrgica de emergencia y existiendo hospitales en los que es posible su intervención, necesaria para mejorar su calidad de vida, en los que se respeta su decisión y se garantiza su libertad religiosa, la paciente es capaz para solicitar el alta voluntaria y negarse al tratamiento médico consistente en recibir transfusión sanguínea".

El Juzgado número 2 de Huesca concluye que "el Servicio Aragonés de Salud no tiene obligación de soportar el coste de los traslados, ni de los ingresos o estancias hospitalarias, ni de las intervenciones médico-quirúrgicas que se realicen sobre la paciente, como consecuencia de su salidad voluntaria del Hospital San Jorge de Huesca y de su rechazo a los tratamientos médicos que, en condiciones de igualdad, se suministran a todos los pacientes por el Servicio Aragonés de Salud".

Comentarios