La situación económica marca el discurso de Iglesias en el día de San Jorge

El Presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias ha pronunciado un discurso en el acto de entrega de las Medallas Aragón 2009 marcado por la situación económica de la comunidad. Se ha referido a las políticas impulsadas desde su gobierno para paliarla y también ha querido lazar un mensaje de esperanza y ha recordado que Aragón hoy está mejor preparado que otras comunidades para afrontar una futura reactivación.

El Gobierno de Aragón ha celebrado el Día de San Jorge con el acto institucional de entrega de los Premios Aragón 2009.

En el mencionado acto institucional que reúne a las principales autoridades de la Comunidad Autónoma y a los premiados de esta nueva edición en la Sala de la Corona de Aragón del Edificio Pignatelli.

Un número escénico que combina teatro, danza y música y en el que un narrador cuenta la historia mítica de la creación de la bandera de Aragón era el punto de partida del acto.

Los premios entregados eran a la Sociedad Estatal Expoagua (Medalla de Aragón 2009), galardón que recogía Roque Gistau, a la Fundación Seminario de Investigación para la Paz, que recogía Jesús María Alemany y al Massachussets Institute of Technology (Premio Internacional Aragón 2009), que recogía Yossi Sheffi, director del Centro para el Transporte y la Logística del MIT.

En su intervención, el presidente recordaba que con esta celebración, Aragón festeja que hace 27 años que recuperó su autogobierno. Asimismo, hacía referencia a la celebración este mes del 30 aniversario de las primeras elecciones municipales democráticas, a la transformación del país en estos años y a la situación económica de crisis que está marcando este año y que ha llevado al ejecutivo regional a impulsar un conjunto de medidas para estimular la actividad económica y para dar cobertura a los más desfavorecidos.

Iglesias se refería también a la Exposición Internacional de Zaragoza, ha felicitado a Roque Gistau y ha subrayado que esta muestra ha ayudado “a recuperar la confianza, a recordar que somos un pueblo con historia y a convencernos de que tenemos mucho que decir en el futuro de España y de Europa”.

Reconocía el Presidente también las aportaciones de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz, en su 25 aniversario, y se ha referido expresamente a la labor desarrollada por su presidente Jesús María Alemany, por haber convertido el Centro Pignatelli de Zaragoza en referencia obligada en los trabajos de investigación para la paz en España y en Naciones Unidas.

Sobre el Instituto Tecnológico de Massachussets, destacaba que hace ya seis años, en 2003, confió en Aragón y en su de Plataformas Logísticas para poner en marcha un master único en logística.

El presidente dedicaba buena parte de su intervención a hablar de la situación económica y a las acciones que se están llevando a cabo desde el Gobierno. Así, recordaba que la Expo permitió que se mantuviera la actividad económica aragonesa en los tres primeros trimestres del año pasado, cuando el crecimiento se situaba por encima del 4%, pero ha reconocido que quedan todavía meses difíciles, especialmente en materia de pérdida de empleo.

En cuanto al conjunto de medidas impulsadas por el Gobierno de Aragón para estimular la economía regional, Iglesias hacía hincapié en el Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón firmado con empresarios y sindicatos.

Por otra parte, se ha comprometía a mantener la inversión pública y el respaldo al sector del automóvil.

En su discurso, aludía también a las medidas para facilitar el acceso a la financiación de pequeñas, medianas empresas y autónomos y para agilizar la creación de empresas; además, de las inversiones para el Fomento de Empleo, que permitirán generar casi 6.000 nuevos puestos de trabajo este mismo año. El presidente afirmaba que se han triplicado los recursos del Ingreso Aragonés de Inserción, para que los más desfavorecidos no queden sin protección en la actual coyuntura.

No obstante, ha dicho que desde el Gobierno de Aragón se quiere combatir, ha dicho Iglesias, la tónica general de pesimismo, ya que pese a que se ha duplicado el desempleo, el número de ocupados se mantenía en el último trimestre de 2008 ligeramente por encima de las 600.000 personas y hoy trabajan en Aragón 150.000 personas más que hace diez años.

El Día de Aragón coincidía este año con la celebración del 30 aniversario de las primeras elecciones municipales democráticas. Iglesias ha tenido palabras de reconocimiento a la labor de los miles de alcaldes y concejales que han sido los verdaderos artífices del cambio vivido.

Comentarios