Los jacetanos comienzan la semana previa al Viernes de Mayo pendientes del tiempo

A unos días de la fiesta del Primer Viernes de Mayo de Jaca, los jacetanos inician sus preparativos, cenas, almuerzos, desfiles y demás actos, con los ojos puestos en el cielo. El cambio del tiempo, de unos días primaverales a un descenso de temperaturas que este domingo han sido muy bajas, llegando hasta los 4 y 5 grados, y las tormentas de agua y granizo, preocupa, pero todos confían en que el viernes, esto mejore.

Al coincidir este año el Primer Viernes de Mayo con el día 1 de mayo será fiesta nacional, por lo que se espera que haya mucha afluencia de visitantes, para lo que ya los responsables de la organización han pedido ‘tranquilidad y cordura’ y que se disfrute y se viva la fiesta ‘con respeto’. Por parte del Ayuntamiento de Jaca, se realiza por segundo año consecutivo la campaña de prevención de consumo de alcohol, y desde la Policía Local también se ha pedido cordura a la hora de las celebraciones.

En cuanto a las actividades de la fiesta, ya se ha realizado el homenaje de los Amigos del Primer Viernes de Mayo que este año ha sido a Eduardo Pueyo Botaya, escuadrista de los años 50. También se hace la exposición tradicional, que este año recoge una muestra fotográfica del siglo XXI, desde el año 2000 hasta el 2008. También habrá, como en años anteriores los actos institucionales que reciben los que llevan participando en la fiesta 10, 25 o 40 años, y un homenaje especial al colaborador Jesús Dumall. Por otra parte este año es el 30 aniversario del Tiro de Barra Aragonesa, por lo que se quiere hacer algo especial en torno a los deportes tradicionales. Y el jueves, como actividad previa a la fiesta, se hará el homenaje al Conde Aznar en San Juan de la Peña.

En una semana en la que además de los actos oficiales no faltarán los populares, con los preparativos por parte de los jacetanos de esta celebración, los primeros signos de que Jaca celebra su fiesta más especial será cuando a partir de este lunes se empiecen a engalanar las calles con la tradicional decoración medieval.

Una de las principales novedades de este año va a ser la adaptación de los escuadristas a la normativa del permiso de armas, y es que todos los que lleven trabuco deberán tener el correspondiente permiso de armas. Desde la hermandad se espera que las escuadras no se vean afectadas aunque se ha reconocido que algunos se verán diezmados por esta normativa.

Comentarios