Alfonso Milián recibe el alta médica

Alfonso Milián, feb 09

El obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, recibía en la tarde de este domingo el alta médica. Milián fue ingresado en el hospital de Barbastro, tras haber sufrido un desvanecimiento por la mañana en el transcurso de la misa central de la V Peregrinación Internacional del Pueblo Gitano a la Capilla de El Pelé, organizada por la Parroquia de San Francisco de Asís de Barbastro.

El obispo de Barbastro-Monzón era atendido inmediatamente por un médico presente en la misa y por los servicios sanitarios del centro de salud y del 061. Recuperaba la consciencia paulatinamente y se le realizaban distintas pruebas en la propia UVI móvil pero no obstante, para mayor seguridad era ingresado en el Hospital de Barbastro. Después de diversas pruebas fue dado de alta y ya se encuentra en su domicilio.La ceremonia, en la que estaba interviniendo el cardenal de Sevilla, Monseñor Carlos Amigo, quedaba interrumpida momentáneamente. Al ver la recuperación de Alfonso Milián, continuaba la misa.

Alfonso Milián, explicaba a Radio Huesca Digital que había sufrido una lipotimia al mismo tiempo que mostraba su agradecimiento a todos los facultativos que le habían atendido como a los barbastrenses y gentes de la diocesis que se han interesado por su estado de salud.

Diferentes actos han tenido lugar este fin de semana con motivo de la peregrinación internacional: acogida de los participantes y tiempo de oración, procesión de peregrinos, visita al museo y cripta de los Mártires Misioneros, visita al Santuario de Torreciudad, encuentro de oración en el cementerio, visita a la casa del Beato, Santa Misa y fiesta de convivencia. El Cardenal de Sevilla, Monseñor Carlos Amigo, que presidía el acto central acompañado por el obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen, y el obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, destacaba que "el Pelé fue una persona sencilla fiel a su cultura gitana y a su fe cristiana".

El Papa Juan Pablo II proclamaba Beato a “El Pelé” el 4 de mayo de 1997. En la ceremonia participaban familiares, devotos que llegaban desde Italia, Francia, y España. El párroco de San Francisco de Asís, José María Garanto, señalaba la figura del beato Ceferino Jiménez Malla, como una persona “sencilla, cristiana y a la vez profundamente bueno para con los demás, al mismo tiempo que señala la importancia que ha adquirido la personalidad de “El Pelé” en todo el mundo y que se podrá ver reflejada en la peregrinación internacional.

El sobrino de “El Pelé”, Álvaro Giménez, pone de manifiesto la figura humana y cristiana de Ceferino Giménez, “perdió la vida por Dios y lo hizo a gusto. Demostró ser un Santo de verdad. Mi padre siempre me decía que era muy buena persona y además un buen cristiano”.

Comentarios