La efectividad de la Real Sociedad sentencia al Huesca

La reacción del Huesca en la segunda parte del encuentro disputado en el Alcoraz no fue suficiente para sumar un resultado favorable ante la Real Sociedad que vencía por 1-2 en un partido donde los errores de los azulgranas fueron clave. El gol de Abreu en el primer minuto y el 0-2 de Aramburu complicó las cosas para un Huesca que acortó distancias por mediación de Camacho en el segundo tiempo, aunque ya no pudo conseguir por lo menos la igualada que mereció por el esfuerzo durante los 90 minutos. Cuarta derrota consecutiva que deja a la SD Huesca en el puesto 12 con 44 puntos.

Excepcional ambiente de fútbol durante el partido en el Alcoraz y en las horas previas en el centro de la ciudad por los numerosos seguidores donostiarras que se desplazaron a Huesca.

La Real Sociedad se adelantaba en el marcador nada más comenzar el partido. Abreu marcaba merced a un fallo de la zaga azulgrana y a la picardía de este trotamundos (que ha estado ya en 15 equipos de fútbol de 6 países diferentes). El 0-2 llegaba en el minuto 31, en otro fallo defensivo del Huesca, marcaba Aramburu. El 1-2 llegaba en el primer minuto de la segunda parte, con gol de Camacho.

1-2 en un partido en el que el Huesca salía con toda su artillería ofensiva: Roberto, Rubén Castro y Nico Medina ante un equipo en el que Lillo también apuesta por un planteamiento ofensivo lo que dio más vistosidad al juego, aunque los porteros tampoco tuvieron tanto trabajo, excepto Bravo en las últimas acometidas de un Huesca que dispuso de oportunidad en el descuento para haber conseguido por lo menos la igualada. La Real Sociedad jugó bastantes minutos con un jugador menos por expulsión de Markel.

Abreu reconocía al final del partido que había sido un resultado muy importante, con una actitud positiva del equipo, habiendo sabido rentabilizar el marcador con inteligencia. Hablaba de mantener intactas las aspiraciones de subir a Primera División; y elogiaba el modo en el que se ha adaptado el Huesca a Segunda División.

Excepcional ambiente en el Alcoraz, con lleno en las gradas. El ambiente ya era de enorme colorido en la ciudad de Huesca; de forma previa al choque, por las calles del centro, con cientos de aficionados donostiarras con sus bufandas, camisetas y banderas blanquiazules.

El Huesca lleva cuatro partidos perdidos de forma consecutiva en la peor racha de toda la temporada y el sábado que viene visita a Las Palmas. Puntuar cuanto antes es el único objetivo en estos momentos para cortar la racha de resultados negativos.

Comentarios