Punto final a la temporada de esquí con el cierre de Candanchú

Con pocos esquiadores y una intensa nevada, el Pirineo de Huesca ha dicho adiós a la temporada 2008/2009 con el cierre de las pistas de Candanchú ayer domingo.

Se ha cerrado una temporada con los mejores resultados de usos en pistas en el conjunto de Aragón ya que se supera el millón ochocientos mil. A partir de ahora se abre un ciclo de gran importancia para el sector ya que para la próxima temporada 2009/2010 tendrán que estar cerrados varios proyectos.

Eduardo Roldán ha indicado también que el proceso para la integración de Candanchú en ARAMON “sigue su curso, siendo una operación compleja para la que se debe buscar el momento oportuno”. Roldán ha afirmado que le gustaría que para la próxima temporada se diera ya un “avance práctico” en este proceso.

La estación de Candanchú, el único centro invernal aragonés que permanecía abierto, echaba el cierre a todas sus instalaciones este domingo. Se ha puesto de esta manera el punto y final a la campaña de esquí 2008-2009, que dio comienzo a finales del pasado mes de noviembre y que se ha sido definida como "larga y exitosa". El gran éxito ha sido la cantidad de nieve que han tenido las pistas durante todos los meses. Este año no se ha producido ningún "bache" y las pistas han estado al cien por cien desde el primer día hasta el último.

Se cierra la temporada con la montaña completamente blanca y en algunos casos con 2 metros de nieve. El director de Candanchú indicaba que "creo que ha sido una temporada aceptable y positiva; hemos defendido la temporada pese a haber tenido que salvar inconvenientes como la psicosis debida a las informaciones sobre los problemas económicos de los españoles y del mundo, y deber superar algunas opiniones negativas o destructivas respecto al invierno”, declaró Roldán.

A su juicio, la abundancia de nieve ha provocado que el público español “se haya dividido en muchos centros” y que “algunos hayan preferido ir a la estación que tienen en casa y renunciar a venir al Pirineo”.

“Para el director de la estación, la jornada de ayer domingo “no podía ser más bonita”, ya que esta a final de abril y que el tiempo haya dejado una nueva nevada "te deja con un buen sabor de boca" .“Es una bendición y acaba de confirmar un invierno del que puede decirse que ha sido bendito”, aseguraba Eduardo Roldán, director de Candanchú, para quien ha existidoó “una descompensación entre la afluencia de visitantes y la gran cantidad de nieve” caída en esta zona del Pirineo.

De cara a la próxima temporada 2009-2010, Roldán ha explicado que “el futuro puede traer algunas variaciones” y que el criterio de Candanchú será el de “seguir trabajando adelante y muy convencidos de que tenemos un buen futuro”. Ahora que las máquinas dan comienzo a su estivación, el centro jacetano se centrará en acelerar las conversaciones para fructificar la adhesión al grupo Aramón, una circunstancia que no descarta de cara al próximo invierno y sobre la que se esperan destacados avances por ambas partes durante los siguientes meses

Comentarios