La Policía investiga si hubo manipulación de la instalación de gas en el edificio de la explosión

Uno de los dos pisos de la cuarta planta, el derecha, no tiene consumo en las lecturas de gas aún cuando tiene la instalación. El otro, el izquierda, según las lecturas del contador venía registrando un consumo mínimo. La Policía trabaja como principal hipótesis la explosión de gas, en determinar en qué zona de la cuarta planta se produjo el detonante, si pudo producirse algún tipo de manipulación o si hubo algún fallo en las instalaciones que en 2007, última fecha de revisión, habían pasado correctamente la inspección.

Radio Huesca ha podido conocer que la Policía Judicial tiene ya en su poder el certificado de la compañía de gas del año 2007 con el visto bueno a las inspecciones realizadas. Radio Huesca también ha conocido que uno de los dos pisos tenia un informe, de la última revisión, de avería en la caldera y así se había advertido. Ayer precisamente la Policia sacaba del edificio una caldera que se va a examinar a fondo. Fue hallada en el tercero izquierda pero todo apunta a que es la del piso superior. Se trabaja en la idea de que pudo ser en el cuarto izquierda el punto de explosión.

Según los datos que dispone esta redacción, la instalación de gas hasta la acometida del edificio estaba en regla según las inspecciones. Las conducciones del edificio son responsabilidad de la Comunidad hasta la entrada de las viviendas y a partir de ahí cada vivienda se hace responsable de la instalación. Las revisiones de 2007 estaban en regla.

Durante la mañana de ayer martes la Policía ha iniciado la recogida de muestras en el edificio y también estaba inspeccionando los contadores. También se está tomando declaración a los vecinos del inmueble y para ello la policía ha reforzado su personal con expertos llegados de Madrid. En concreto el equipo lo componen 1 antrópologa forense, 2 técnicos de laboratorio de quimica expertos en gases y explosivos y 2 expecialistas oculares. Se trata del mismo equipo que estuvo en Huesca para investigar la explosión de Harinas Porta y que estos días ha declarado también en ese juicio.

Los vecinos de la calle Zacarías Martínez están a la espera de la resolución de los peritos judiciales para que puedan despejarse todas las dudas que existen en estos momentos de lo que pudo desencadenar la explosión.

Los especialistas tratarán de determinar las circunstancias del accidente, que provocó dos muertos y once heridos, ya que hasta ahora solo habían podido realizar una inspección visual desde una grúa.

¿Cuál fue el motivo de la explosión? Esta es la pregunta que deberá responder el informe de los expertos de la Policía Judicial. Hay varios interrogantes. Se trabaja en varias líneas y aunque todo apunta a que pudo ser "gas" hay que despejar algunas incógnitas .

También hay que recordar que han aparecido bombonas de butano que fueron sacadas del edificio el mismo día de la explosión. En principio, han quedado descartadas otras líneas de investigación una vez conocidas las identidades de los vecinos del inmueble. Otra línea de investigación es averiguar si se produjo algún tipo de manipulación en las instalaciones o si pudo producirse algún tipo de escape en las conducciones.

En el número 20, en el momento de la explosión habia en el edificio 13 personas en los pisos y 3 en la Iglesia Evangelica que se encuentra en los bajos.

En el cuarto izquierda se econtraba la mujer herida grave en Zaragoza, en el derecha vivian dos hermanos Senegaleses, uno es el fallecido y el otro resulto herido.

En el tercero izquierda vivia un matrimonio Rumano y su hija que resultaron heridos. En el tercerdo derecha vivían dos hermanos marroquíes y el día de la explosión se encontraban siete personas en el piso. Los inquilinos titulares un hombre y una mujer, que es la fallecida, el resto eran familiares y amigos.

En los dos primeros y segundos no se encontraba nadie en el momento de la explosión. En el número 22 resultaron heridas dos personas

En las declaraciones una de las vecinas del cuarto, la hija de Rocío Azon (herida grave y que se encuentra en Zaragoza) ha afirmado que "todavía no se sabe en cual de los dos pisos (cuartos) se produjo la explosión". Asimismo, comentaba (lunes) que en su casa no utilizaban el gas para la calefacción porque "solo la usamos para el agua caliente".

También indicaba que unos minutos antes de la explosión hablo con su madre por telefono y le había manifestado que estaba viendo la televisión. Habrá que esperar a que Rocio pueda recuperarse para poder conocer sus testimonios. Ella, que trabaja como auxiliar de ayuda a domicilio para el Ayuntamiento de Huesca, se encontraba sola en casa ya que su familia habia ido a Sabiñanigo. Se trata del cuarto izquierda. El derecha, según las lecturas, no tenia ningún consumos de gas según consta en un informe que esta en poder de la Policia

Comentarios