Ercros obtiene unos resultados relativamente razonables gracias al Plan de Mejora de la Eficiencia

Este Plan tiene vigencia hasta el 2010 y plantea dieciséis actuaciones que comportaban el cierre de las fábricas de Sant Celoni, Monzón, Silla, Catadau y Huelva; el cese de la producción de las líneas de fitosanitarios, clorato potásico, cloruro potásico y eritromicina base, todas ellas consideradas no estratégicas; y una reducción de 355 empleados, que equivale al 16% de la plantilla media de 2006, y mejoras de productividad en prácticamente todos los centros de la compañía. En el caso de Monzón se conseguía salvar la línea de Compuestos.de PVC + I+D con una treintena de trabajadores, ahora se está produciendo la reducción de la plantilla a base de traslados, bajas incentivadas y prejubilaciones.

La Junta General de Accionistas aprobaba la reducción del capital social de la compañía que quedaba en 161 millones de euros pasando las acciones de 0,36 euros a 0,16 euros con lo que se restablece el equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto de la sociedad. Asimismo, se aprobaba una agrupación de acciones o contrasplit que busca que la cotización en la bolsa tenga una mayor fluctuación.

El presidente de Ercros, Antoni Zabalza, según nota de prensa del Grupo, apuntaba que los efectos del último trimestre del año 2008, parece que se han mitigado en el 2009. Asegurando que buena parte del mérito de que en estos momentos de crisis generalizada la empresa haya presentado unos resultados de 2008 relativamente razonables dado el actual contexto económico, hay que atribuirlo al Plan de Mejora de la Eficiencia (PME) y a las actuaciones en él contenidas. Con este Plan, Ercros, señalaba Zabalza, se anticipó a las necesidades de mejora productiva de la compañía en el momento oportuno, justo antes del drástico deterioro de la coyuntura financiera que se produjo a partir del verano de 2007.

En 2008, Ercros ha continuado ejecutando el PME en los términos previstos auque ha adaptado el calendario de realizaciones priorizando la puesta en marcha de las actuaciones que comportan una disminución rápida de los gastos de explotación y posponiendo las inversiones que tienen un período de recuperación más largo, ya que el carácter global de la crisis y la dificultad para contrarrestarla por la vía de las exportaciones , está obligando a la compañía concentrarse en la reducción de costes y en la mejora de la productividad.

Comentarios