Cartas al Director: Dos décadas oscuras

Junta Directiva de la Asociación de Propietarios del Polígono 14 de Huesca

1980-2000. Dos décadas oscuras.

Esta 2ª carta hace un breve recuerdo desde el Plan de 1980 hasta la Modificación de 2001, veinte años sin derechos que pronto serán treinta, y sobre los que hay muchos interrogantes sin responder. Un largo tiempo sin otorgar licencias de obras a los pequeños propietarios (salvo por urgencia o sentencia judicial), pero sí al gran promotor de 300 viviendas, lo que avoca al Polígono, a pesar nuestro, a su actual estado.

Según los técnicos municipales que firman la Memoria de 2001, la ordenación de 1980 afectaba a la trama existente “sin que se previeran los instrumentos de gestión necesarios”. Sin compartir esta afirmación, que choca con hechos sucedidos, presumamos tal causa formal; pero entonces nos preguntamos: ¿Por qué no se completó esta carencia? ¿Nadie se dio cuenta de tan “pequeño detalle”? ¿No plantearon los vecinos iniciativas para construir y rehabilitar? ¿Qué respuesta se les dio?. Si para obtener las Licencias de Obras había que ir a los Tribunales ¿No se estaba haciendo la vida imposible a los vecinos desde su más cercana Administración?.

Tres importantes cuestiones surgen de esta situación. Una 1ª pregunta: ¿Quién ha sido el responsable de esto?; presumiblemente alguien dejó de cumplir con su deber para que en 20 años no se resolviera el problema, a nivel político y técnico, inacción de la que se deduciría responsabilidad política y, en su caso, también de naturaleza jurídica.

Una 2ª pregunta es todavía más dolorosa para nosotros: ¿Qué consecuencias hemos sufrido los vecinos propietarios?; intentemos resumirlas. Urbanísticas: no hemos podido rehabilitar a fondo, ni ampliar las viviendas, ni construir nuevas edificaciones. Económicas: hemos padecido una constante devaluación del valor económico de los bienes y un deterioro de los inmuebles, amén de haber perdido bastantes oportunidades de mercado. Sociales: nos hemos convertido en un atractivo para la marginalidad. Morales: ruina de nuestro horizonte vital y marcha de la zona.

Una 3ª pregunta y definitiva: ¿Cómo se van a resarcir estos graves daños? Es evidente que no podemos poner el contador a 0; en un Estado democrático y de Derecho no cabe aceptar tanto abandono desde la Administración Municipal. Fueron unos interminables años donde no se hizo nada y no hubo diálogo con los afectados para buscar salida, y cuando surge repentinamente la Modificación de 2001 quedó muy claro el por qué se nos había ignorado y para quienes se había pensado la nueva ordenación.

Comentarios