Ibercaja obtiene, a marzo, un beneficio de 69 millones de euros

Ibercaja ha obtenido en el primer trimestre de 2009 un beneficio neto de 69 millones de euros y ha contenido la mora en un 2,66%, un 43% por debajo de la media del sector de las cajas (4,69%). A la vez, ha aumentado cuota de mercado en créditos, depósitos y fondos de inversión.

Estas cifras, en un contexto de crisis generalizada, se ven reforzadas por la elevada solvencia y holgada liquidez de Ibercaja, que preserva así un modelo de gestión que le ha reportado la fortaleza actual y en el que son básicos el crecimiento equilibrado, la gestión del riesgo y la calidad de servicio al cliente.

El balance de marzo registra un sano equilibrio entre depósitos y créditos, estableciendo de este modo una dependencia acotada de los mercados mayoristas de financiación. Los recursos de clientes en balance ascienden a 36.544 millones, un 2,34% más que en marzo de 2008. Hay que señalar que los captados a través de la red minorista se han elevado un 8,52% en los doce últimos meses. Por modalidades, los depósitos a plazo mantienen la evolución más dinámica, con un crecimiento próximo al 20%.

Los productos de desintermediación, en particular los fondos de inversión, han mejorado la tendencia de 2008, aunque su crecimiento neto, inducido por las cotizaciones de los mercados, es todavía negativo. No obstante, la Entidad ha conseguido aumentar su cuota de mercado respecto a diciembre, hasta el 2,49%, apoyada en el buen comportamiento de los fondos dinámicos, líderes en su categoría, y los nuevos fondos de inversión lanzados por la Entidad en las gamas de garantizados y renta fija. También han crecido significativamente los seguros de ahorro, cuyo saldo se ha incrementado en 111 millones de euros durante el trimestre.

Respecto al crédito, el saldo se sitúa en 33.426 millones de euros, con un incremento interanual del 2,60%. En los tres primeros meses de 2009 se han formalizado en la Caja 24.096 operaciones por un importe de 1.514 millones de euros. Destaca el otorgado a actividades productivas, con la formalización de 494 millones de euros en el trimestre.En el caso de la comercialización de la línea ICO, en la que Ibercaja fue en 2008 una de las 10 primeras del país, en este trimestre es especialmente activa, situándose en novena posición.

Respecto al mercado de familias, se han formalizado 506millones de euros para adquisición de vivienda. Ese aumento ha sido relevante en marzo, al concentrar casi la mitad del volumen del trimestre, con 205 millones de euros, lo que cabe interpretarse como un cambio de tendencia, ya que se está ratificando en abril.En este capítulo, tiene gran peso la financiación de vivienda protegida y los convenios de hipoteca joven con ayuntamientos de todo el país.

En esta línea de actividad, que plasma la preocupación de Ibercaja por atender las necesidades de los clientes, esta misma semana se han lanzado dos interesantes fórmulas de crédito hipotecario. Una de ellas, en hipotecas nuevas, ofrece suscribir una cuota fija de 400 euros los dos primeros años (300 para zonas rurales) y euribor + 0,75 a partir de los 24 meses iniciales. La otra, destinada a captar préstamos vivos, ofrece un 2,75% los 6 primeros meses y, el resto de la vida de la hipoteca, euribor + 0,50, sin gastos de traspaso para el cliente.

El lanzamiento de esta campaña refleja la posición de solvencia y liquidez de Ibercaja, como atestigua el “core capital” (8,27%) y unos activos líquidos de 3.185 millones de euros más la póliza, intacta, ante el Banco Central Europeo, lo que le permite ser la tercera en liquidez entre las Cajas de ahorros españolas.

Por otro lado, la calidad crediticia de la cartera de Ibercaja, fruto de la prudencia en la concesión del riesgo y su reducida concentración, permiten sostener la mora en un nivel significativamente más bajo que el sector de cajas y sistema financiero en su conjunto. Al acabar marzo de 2009, la tasa asciende al 2,66%, un 43% menos que la media de las cajas, que se sitúa en marzo en el 4,69%; y menor también que el conjunto del sistema, que alcanzo en febrero el 4,18%. Un trimestre más, ha aumentado la diferencia entre la morosidad de Ibercaja y la media del sistema. De hecho, en su análisis de competitividad del sistema financiero español, JP Morgan sitúa a la Caja entre las entidades mejor posicionadas por “core capital” y ratio de morosidad.

En cuanto a la cuenta de resultados, cabe destacar la positiva contribución de la actividad recurrente del Grupo. El margen de intermediación (intereses y rendimientos de instrumentos de capital) se ha incrementado un 16,23% hasta los 195 millones de euros. Este importe unido a los ingresos por comisiones y otros productos y cargas de explotación elevan el margen ordinario (que mide los ingresos derivados de la actividad recurrente de la Entidad) hasta los 248 millones de euros, un 9,81% más que en 2008. Un crecimiento de los ingresos recurrentes que se compara con la caída de los gastos del –2,54% hasta los 129 millones de euros.

Esta evolución ha permitido absorber el esfuerzo de saneamiento derivado de la morosidad, de manera que el resultado recurrente se ha incrementado un 20,39%, ascendiendo a 112 millones de euros. Como medida de prudencia, se han efectuado dotaciones adicionales a las exigidas por la normativa por importe de 23 millones de euros. Este efecto, y unos menores resultados extraordinarios positivos, hacen que el resultado, antes de impuestos, se eleve a 95 millones de euros, un 19,31% menos que en marzo de 2008. En términos netos, supone 69 millones de euros, un 20,54% menos.

Comentarios