Incrementa la demanda de gas natural en el sector doméstico-comercial

Durante el primer trimestre del año, la demanda de gas natural ha alcanzado los 105 TWh, cifra que representa un descenso del 17% respecto al mismo periodo del año 2008. Las principales causas son el incremento de la producción eléctrica a partir de las energías renovables y la situación económica actual, que han marcado la evolución los sectores de generación de electricidad e industrial, principalmente.

Por el contrario, las ventas en el mercado doméstico-comercial han registrado un aumento estimado del 6,3% fruto, en parte, del avance en la captación de clientes de gas. Por otro lado, las ventas de este sector durante los tres primeros meses de 2009 han representado el 25% sobre el total de ventas, mientras que al finalizar el 2008 supusieron un 13% de media anual.

Cabe recordar que el 72% de la población española vive en municipios con servicio de gas natural (1.409 municipios al finalizar 2008). Pero sólo el 29% del total de la población utiliza este combustible, elemento que demuestra la posibilidad de continuar creciendo en este segmento.

Los principales consumidores de gas natural continúan siendo el sector industrial, con un 43% sobre el total, seguido de las centrales de generación eléctrica (31,5%), y del sector doméstico-comercial (25%).

Sector de generación eléctrica

La generación eléctrica en centrales se ha visto influida por varios factores exógenos. Entre los más importantes, destaca el aumento de la generación hidroeléctrica a causa del intenso régimen de lluvias durante este periodo. La energía producida por agua ha aumentado un 124% durante los tres primeros meses de 2009, frente al descenso del 60% en el primer trimestre del año pasado.

Otros elementos a destacar son el aumento de la generación eólica, con un incremento del 9,3% en relación con 2008, y la caída de la demanda de electricidad, consecuencia de la situación económica actual y del menor consumo por parte del sector industrial.

Todos estos elementos muestran el posicionamiento del gas natural como complemento de las energías renovables, ya que la mayor o menor utilización del gas para la generación de electricidad va en consonancia con las eventualidades climáticas y, en consecuencia, con la producción de las renovables.

Comentarios