Ministerio de Vivienda y Gobierno de Aragón firman un Plan con más de 28.000 actuaciones hasta 2012

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, y el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Alfonso Vicente, han firmado este lunes el Plan de Vivienda 2009-2012. El nuevo Plan de Vivienda suma 28.280 actuaciones o ayudas, que de esta forma se constituyen como techo inicial del Plan, susceptible de ampliación. El nuevo Plan de Aragonés de Vivienda tiene como objetivo movilizar en los próximos cuatro años 300 millones de euros con destino, en forma de ayudas, a familias aragonesas que adquieran, alquilen o rehabiliten una vivienda protegida.

 

Los cupos o ayudas que figuran en el convenio son los siguientes:

 

Vivienda protegidas de nueva construcción: 10.120 actuaciones (8.100 para venta y 2.000 para alquiler)

 

Ayudas a inquilinos: 2.000

Adquisición de vivienda usada: 1.600

Rehabilitación: 8.110; (Áreas de rehabilitación Integral (ARIs) 460; Áreas de rehabilitación Urbana 110; Erradicación del chabolismo 40; Ayudas RENOVE 7.500)

 

Ayudas al Suelo: ( Áreas prioritarias 6.050; Áreas no prioritarias 400)

 

El Plan Aragonés reduce, como una de las principales novedades en sus condiciones, los costes financieros para el comprador de una vivienda protegida, pasando de unos tipos de interés en el entorno del 5% a un euribor a 12 meses más el 0,65%, lo que sitúa el tipo de interés final por debajo del 3%.

Otra novedad es que se amplía el número de ciudadanos y familias que recibirán una ayuda desde el momento que se incrementa el límite de la renta para acceder a estas ayudas ya que pasa de 3,5 a 4,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, de 35.000 a 45.000 euros al año para una familia de dos o más miembros.

Se impulsa de forma clara el alquiler a través de una nueva modalidad, el alquiler con derecho a compra a los 10 años. Estas medidas van acompañadas de un fuerte aumento en las ayudas a inquilinos, tanto en la duración como en el propio importe.

Se producen también algunos cambios en las bolsas de alquiler a través de una incentivación de la gestión, con una subvención de 650 euros al año por contrato de alquiler suscrito en viviendas libres y con una subvención directa de hasta 6.500 euros a los propietarios que pongan su vivienda a disposición de estas bolsas de alquiler. En total, las ayudas a alquiler ascienden a 4.000.

La rehabilitación es la otra gran apuesta de este Plan con 8.110 actuaciones. Se introducen nuevas modalidades como la rehabilitación integral de barrios degradados, de centros urbanos, centros históricos y municipios rurales además de las Áreas de Renovación Urbanas (ARUs). Aumentan igualmente las ayudas a la urbanización a través de las denominadas Áreas Prioritarias, con 6.050 actuaciones iniciales en el Plan.

Comentarios