El GA agiliza los trámites para obtener el Ingreso Aragonés de Inserción

La mesa de Políticas Sociales, enmarcada en el Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA), ha logrado ya algunos de los compromisos adquiridos en septiembre del año pasado. Entre ellos, la reforma de la normativa del Ingreso Aragonés de Inserción, la creación de un nuevo marco legal para los Servicios Sociales y el refuerzo de los programas de inserción.

En cuanto al Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), ya ha salido a información pública el decreto que simplifica y agiliza su gestión. Por una parte, se suprime la obligación de aportar determinados documentos como el certificado de convivencia, y será suficiente con la fotocopia de los DNI y declaración de la Renta de los obligados a presentarla, una manifestación responsable de ingresos y bienes de la unidad familiar, el certificado de empadronamiento y un documento acreditativo de la situación laboral de los miembros de la unidad familiar.

Por otra parte, se reducirá el plazo de resolución, de tres meses, a quince días.

En cuanto al importe del IAI, el máximo viene establecido por la cuantía del IPREM prorrateada en 12 pagas (615,11 euros al mes). Actualmente, la cuantía del IAI está fijada en 424 euros, cantidad ampliable si se aplican los coeficientes correctores. El objetivo de la reforma, como ha dicho la consejera, Ana Fernández, es doble, ya que queremos llegar a más familias y resolver las solicitudes en el menor tiempo posible.

Fernández ha recordado además, que todas las personas que lo soliciten, y cumplan los requisitos de acceso, recibirán el IAI. Estas ayudas, además, constituyen un recurso sociolaboral y su concesión está vinculada a la elaboración de un Plan Individualizado de Inserción para favorecer la autonomía personal y laboral.

 

Desde el año 2007, se ha incrementado tanto el número de perceptores como el importe del IAI. En el mes de abril fueron 550 las familias que recibieron la ayuda, un 24 por ciento más que en el mismo periodo del año 2008, sin embargo, como ha reconocido la consejera, se espera que las solicitudes aumenten de manera significativa a partir del mes de julio. En 2008, se aumentó el importe de la prestación, un 9,4 por ciento respecto a 2007, y este año se ha incrementado un 6 por ciento.

 

También como medidas de inclusión, el AESPA contemplaba las inversiones para el desarrollo de proyectos de inserción social. El departamento de Servicios Sociales invertirá 2,6 millones de euros (que se sumarán al millón de euros que aportará el INAEM) en proyectos que tengan como objetivo la mejora de la inclusión social de personas sin ingresos o con graves carencias económicas incorporadas al IAI u otras prestaciones económicas con una cuantía inferior al IPREM de la unidad convivencial, con un marcado deterioro de sus hábitos y redes sociales. Asimismo se subvencionarán proyectos que faciliten la inserción laboral como medio de lograr la autonomía personal.

Comentarios