Tertulia literaria en Monzón con la finalista del Planeta 2006

Este jueves a las siete y media de la tarde en la Casa de la Cultura nueva tertulia literaria con María Rivera de la Cruz finalista en 2006 del premio Planeta de Novela y ganadora en 2008 del V Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil. La charla está organizada por el Centro de Profesores y Recursos de Monzón y el Patronato de Cultura.

Marta Rivera comenzaba su carrera literaria en el año 1996 con la novela El refugio, que resultó ganadora del II Premio de Novela Corta Joven y Brillante.

Dos años más tarde, en 1998, obtenía o el III Premio Ateneo Joven de Sevilla de Novela con su obra Que veinte años no es nada, en la que relataba la pasión irrevocable que Luisa siente por un famoso escritor, Cósimo Herrera, veinte años mayor que ella. De la obra se hicieron cinco ediciones.

En el año 2000 publica la novelas Linus Daff, inventor de historias, así como el libro de viajes Viajar a Chipre. Además de la novela, cultiva también el género del ensayo y en 2001 aparece Fiestas que hicieron historia.

Hotel Almirante es su siguiente novela. Se publica en el año 2002 y gira en torno al misterioso descubrimiento del cadáver de una bellísima joven en un lujoso hotel. Un año después, en 2003, la autora publica Tristezas de amor, una nueva incursión en el género del ensayo, y en el año 2004 aparece Grandes de España. Además de todas estas publicaciones, la autora ha escrito numerosos relatos, incluidos en diversos volúmenes colectivos.

Su novela En tiempo de prodigios, resultaba finalista del Premio Planeta de Novela del año 2006. La novela narra la historia de Cecilia, una mujer a la que la vida no la sonríe en esos momentos pero que descubre en una historia que le va contando poco a poco el abuelo de su mejor amiga, Silvio, el verdadero sentido de la vida.

En 2008 resultaba ganadora del V Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, convocado por Grupo Anaya y Ámbito Cultural de El Corte Inglés. La obra premiada fue \'La primera tarde después de Navidad.

Comentarios