Se refuerza el plan de seguridad para el derbi

El subdelegado el Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, y el comisario Jefe Provincial de la Comisaría de Policía de Huesca, Antonio Placer, acompañados de otros responsables de seguridad y de personal de la SD Huesca visitaban el campo del Alcoraz para ver de primera mano los preparativos del encuentro con la colocación de una gradas supletorias para ampliar el aforo y conocer otros pormenores de un partido que dada la expectación que ha creado supone también un esfuerzo complementario al operativo que se viene poniendo en practica cada vez que el Huesca juega en el Alcoraz.

El club está informado de todos los detalles y en coordinación con la policía se tomarán las medidas oportunas antes, durante y después del encuentro, como decía en subdelegado que confía en que “es un partido entre ciudades vecinas. Se lleva trabajando desde hace tiempo y el objetivo es establecer un control y vigilancia, aunque con tranquilidad ya que esperamos que las aficiones se comporten correctamente, aunque en esta situaciones es necesario establecer un plan de seguridad.

El objetivo es tenerlo todo controlado y especialmente si hubiera que realizar alguna actuación puesto que se espera la presencia de unos 6.000 espectadores que es el aforo que tiene el Alcoraz con las gradas supletorias.

El subdelegado ha informado que se reforzará la seguridad y que se confía en el trato exquisito a los aficionados del Zaragoza que se desplacen hasta Huesca.

Los socios no quieren perderse este histórico partido y el Alcoraz ha vuelto a tener largas colas estos dos días para retirar las localidades que corresponden a los socios. Son muchos y casi el cien por cien ha retirado su entrada, según ha confirmado el gerente Raúl Ojeda, por lo que de cara al jueves saldrán a la venta unas 800 localidades. Además al Zaragoza se le han remitido 550 entradas para sus seguidores ya que es imposible poder facilitar más entradas debido a las limitaciones del estadio.

Comentarios