Arguilé confía en que se resuelva lo antes posible la prohibición de Rusia de importar carne de porcino español

El consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha presidido la reunión del Consejo Agroalimentario de Aragón, que ha analizado fundamentalmente la repercusión que puede tener en Aragón la prohibición de Rusia de importar carne de porcino español, desde el pasado 2 de mayo, a raíz de la aparición de la gripe AH1N1.

El consejero confía en las relaciones diplomáticas que está llevando a cabo el Gobierno español y que éstas permitan solucionar esta situación lo antes posible.

Según el consejero, muchos países importadores de productos alimenticios recurren a este tipo de estrategias para aplicar barreras refugiándose en la seguridad alimentaria, cuando la propia Organización Mundial de la Salud ha declarado que el consumo de carne de cerdo no entraña ningún riesgo. De hecho, Gonzalo Arguilé afirma que el consumo no se ha resentido. Los datos son que Aragón produce unos 10 millones de cabezas de ganado porcino y que la exportación a Rusia se sitúa en torno a las 250 toneladas por semana.  

Consejo Agroalimentario de Aragón

Otros temas que se han tratado en el Consejo son: un informe sobre los organismos genéticamente modificados (OGMs), así como la evolución de la industria agroalimentaria y de los precios de la alimentación.

Sobre los organismos genéticamente modificados (OGMs), el consejero ha subrayado que el objetivo del debate en el Consejo es internacionalizar la opinión, basada en criterios objetivos y que no se demonice los productos que están debidamente autorizados por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaría y la Organización Mundial de la Salud.

El informe sobre OGMs ha sido elaborado por la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria y relata la evolución de los avances de la ingeniería genética, desde los inicios en la producción de sustancias de uso médico hasta la alimentación. Sobre la modificación genética de los vegetales, el informe indica que existen desde la aparición de la agricultura y afirma que su ventaja fundamental es que tienen la propiedad de resistir a insectos o herbicidas.

El informe confirma que los vegetales transgénicos deben ser evaluados por los organismos competentes en materia de seguridad alimentaria a nivel europeo antes de su autorización para producirlo. Así, son evaluados en primer lugar por las empresas productoras. En España, además, se dispone de evaluaciones iniciales realizadas para la autorización de ensayos, y las conclusiones son elaboradas por la Comisión Nacional de Bioseguridad. Además, los OGMs deben ser evaluados por los Comités Científicos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Así, el informe subraya que la Unión Europea autoriza un OGM si cumple tres requisitos: no debe tener efectos adversos sobre la salud humana, animal o el medio ambiente, no debe confundir al consumidor y no debe diferir del vegetal convencional desde el punto de vista nutricional.

Evolución industria agroalimentaria 2008

Por otro lado, el Consejo Agroalimentario ha conocido la evolución de la industria agroalimentaria en 2008. La industria  invirtió en 2008 un total de 179 millones de euros en crear nuevas empresas o mejorar y ampliar sus instalaciones. Estas inversiones permitieron crear 326 puestos de trabajo en la comunidad autónoma, unos datos que reflejan que la industria alimentaria mantiene su dinamismo y su apuesta por seguir creciendo en Aragón.

La inversión de las industrias agroalimentarias fue destinada a ampliar y modernizar instalaciones o a crear nuevas empresas. El Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón ha subvencionado en el último año 98 proyectos, que han contado con una ayuda de 32,7 millones de euros a través del Programa de Industrias contemplado en el Programa de Desarrollo Rural (PDR)  2007-2013 de la Unión Europea.

 

Comentarios