Se cierra la oficina de afectados por la explosión con 72 casos atendidos

Este miércoles se cerraba la Oficina de Información para afectados por la explosión de Zacarías Martínez, desde ésta se ha estado contactando con los inquilinos del edificio para que pasen a recoger sus enseres, ya que el viernes el inmueble quedará clausurado hasta que la propiedad decida que hacer, si derribarlo o reconstruirlo. En este tiempo, la oficina ha atendido 72 casos, algunos de las mismas personas, y 7 personas han utilizado el servicio de realojo del ayuntamiento.

Este miércoles se cerraba la oficina de afectados, en este tiempo, la Oficina ha atendido a un total de 72 personas (algunas de ellas han acudido en varias ocasiones con requerimientos distintos). De ellas, 55 han sido reclamaciones por daños en propiedades. También se atendieron 8 de ayudas de urgencia que consistían en vestido, calzado o productos de higiene. En total han sido 7 personas las que han utilizado el servicio de realojamiento y, a fecha de hoy, 6 de ellas son las que continúan haciendo uso de este servicio.

Estos días la oficina ha ido contactando con los inquilinos de la primera y la segunda planta para que entren a recoger los enseres básicos, ya que el viernes quedará clausurado hasta que esté claro que se va a hacer con el número 20 de la calle Zacarías Martínez.

El ayuntamiento de Huesca ha redactado un informe técnico de la situación del inmueble afectado, éste determina que la primera y la segunda planta están en buen estado y que no habría problema en consolidar el edificio. En una reunión mantenida este martes, el consistorio decidió redactar un decreto por el que se requiere a la propiedad a desescombrar el edificio de manera inmediata. Una vez que los propietarios reciban dicho decreto, deberán pronunciarse sobre si pueden llevar a cabo estas tareas o no. En caso negativo, sería el ayuntamiento quien lo haría de forma subsidiaria, para pasar los costes a la aseguradora.

Una vez realizado el desescombro, es la comunidad de propietarios quien deberá decidir si derriban por completo el edificio o si lo reconstruyen.

En lo que se refiere a las víctimas, este miércoles se celebraba en Sabiñánigo el funeral por la mujer de 41 años que falleció el pasado lunes en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. Hasta la localidad serrablesa se trasladaba una representación municipal encabezada por el alcalde de Huesca y los concejales Luis Felipe y Flor Ardanuy.

Comentarios