Los Consejos Reguladores se adaptan a la Ley de Calidad Alimentaria en Aragón

DO Somontano contraetiqueta, vino, oct 08

El Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón ha aprobado en las últimas semanas las órdenes por las que se aprueban las nuevas normativas específicas de las denominaciones de origen protegidas (DOP) e indicaciones geográficas protegidas (IGP) para adaptarlas a la Ley de Calidad Alimentaria en Aragón. El Gobierno aprobaba ya las órdenes de las DOP Jamón de Teruel, Melocotón de Calanda y Aceite del Bajo Aragón, y la orden de la IGP Ternasco de Aragón. En los próximos días, el Departamento publicará las órdenes de las Denominaciones del sector del vino, donde se incluye el Somontano, y posteriormente, el resto de figuras de calidad diferenciada.

Además de las nuevas normativas, que están integradas por un pliego de condiciones, un reglamento de funcionamiento y los estatutos de las denominaciones, el Gobierno de Aragón ha aprobado la convocatoria de elecciones de los vocales del Pleno del Consejo. Cuando se presenten candidaturas únicas no se celebrarán elecciones, pero se llevará a cabo el proceso hasta la proclamación de vocales electos y elección del presidente. Está previsto que el proceso concluya a finales de julio. Esta será la última vez que el Gobierno de Aragón convoca elecciones al pleno de los consejos reguladores pues, a partir de ahora, pasan de ser órganos descentralizados de la Administración a constituirse en corporaciones de derecho público, con lo que disponen de personalidad jurídica propia, autonomía económica y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines.

De esta forma, se ha dado un paso decisivo en el desarrollo de la Ley de Calidad Alimentaria en Aragón, aprobada por las Cortes de Aragón en el año 2006. Esta norma regula la calidad de todos los productos destinados a la alimentación humana o animal, así como los fertilizantes, en todas las etapas de la producción, transformación y comercialización.

La Ley parte, asimismo, de una distinción fundamental entre calidad estándar y calidad diferenciada. Así, regula la calidad estándar de los alimentos como instrumento eficaz para garantizar la competencia leal entre los operadores y la lealtad de las transacciones comerciales, así como para defender los intereses económicos de los consumidores. Respecto a la calidad diferenciada, la ley regula sus diferentes figuras, que tienen su base en modos y procesos de elaboración diferenciados o en el origen del alimento.

Comentarios