La Marcha Cicloturista Transebre de BTT reunió a más de 250 ciclistas

El pasado domingo 10 de mayo se celebraba en Mequinenza la IV edición de la Marcha cicloturista TRANSEBRE BTT, organizada por el Club Ciclista Mequinenza en colaboración con el ayuntamiento de Mequinenza y la Comarca del Bajo Cinca. Un total de 259 corredores, pertenecientes a diferentes clubes de varias comunidades autónomas se dieron cita en la mañana del domingo para participar en una marcha, batiendo todos los records de participación y dejando el listón muy alto para ediciones posteriores. En la edición del 2008 fueron un total de 174 los corredores que tomaron la salida habiendo tendio un importante incremento este año.

 

El hecho de que la prueba estaba dentro del calendario oficial de marchas de la federación aragonesa de ciclismo, así como la buena aceptación que tuvo la edición del 2008, hizo desde primera hora de la mañana se respirara un buen ambiente de ciclismo con un goteo de participantes que no cesaba a la hora de recoger su dorsal en el control de salida.

 

Toda vez se cerró en control de salida, habiendo repartido todos los dorsales y el dispositivo de seguridad de la prueba se puso en marcha, se dio paso a la salida neutralizada desde la explanada del Capri Club por parte de la alcaldesa de Mequinenza Magda Godia. Desde las 8,30 de la mañana una serpiente multicolor atravesó la localidad para una vez salida esta tomar las primeras pistas de tierra con el embalse de Mequinenza de fondo.

 

Este año se presentaba la novedad de un tercer recorrido menos exigente de solo 18 km que se unía a los otros dos de mayor dureza que ya se iban realizando tradicionalmente de 38 y 58 km. Esta opción gustó mucho a los diferentes participantes que optaron por ella y permitió acercar la marcha a un sector de deportistas menos preparados o que por cuestiones horarias no podían completar el resto de recorridos.

 

En el transcurso de los diferentes recorridos los ciclistas pudieron admirar la belleza paisajista del entorno de la localidad de Mequinenza, con su gran variedad, desde la inmensidad de agua de sus embalses, a la belleza de sus bosques y sendas junto a la aridez de los llanos de sus montes. A lo largo de toda la mañana hizo un día explendido para que la prueba fuera un gran exito de participación y organización,  gracias tambien a la colaboración y ayuda de una buena parte de la población de Mequinenza y de sus sociedades deportivas y culturales así como empresas e instituciones que se volcaron en que  todo saliera a la perfección.

Los avituallamientos dispuestos por la organización a lo largo del recorrido funcionaron a la perfección, así como los puntos de asistencia mecánica y sanitaria, sin apenas intervenir estos últimos, ya que no hubo incidentes a destacar. Los primeros ciclistas de la marcha corta llegaban al control de meta antes de las 10 de la mañana, siendo posteriormente un goteo constante de participantes hasta prácticamente la una del mediodía, momento en el que se cerraba el control de la prueba.

 

La explanada del club náutico Capri club volvió a ser el punto central de la prueba donde se ubicaba tanto la salida como la meta y servicios (duchas, vestuarios, asistencia mecánica, barbacoas y bar). Tal como fueron llegando los participantes se procedió a su recogida de dorsal así como el registro de su tiempo realizado, pasando después de la ducha a recoger un bocadillo con productos a la brasa y su correspondiente refresco.

 

Buena nota para la organización de esta marcha que sigue un ritmo imparable de crecimiento y obligará a subir el listón todavía más en la edición del 2010.

Comentarios