Inaugurada la exposición sobre Comercio Justo en Huesca

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha destacado el valor del comercio justo como instrumento de sensibilización y de cambio hacia una sociedad más sostenible, más justa e igualitaria. Así lo ha puesto de manifiesto en la inauguración de la exposición sobre esta materia, que han organizado el Gobierno de Aragón, la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y Cáritas, en Huesca, en el marco de la II Semana del Comercio Justo y Solidario.

Ana Fernández ha incidido en la importancia de la sensibilización de la sociedad en asuntos como la relación con los países empobrecidos, la lucha contra la pobreza en el mundo, la apuesta por un desarrollo sostenible, el cuidado del medio ambiente o el consumo responsable. Para Fernández, es fundamental que en el nivel más próximo a las personas, en el ámbito local y autonómico, hagamos todo lo posible por facilitar el cambio de actitudes y conductas que haga posible un mundo diferente, basado en relaciones de justicia e igualdad, construido sobre un desarrollo viable, sí, rentable, sí, pero sostenible y respetuoso con el planeta, apunta la consejera.

En este sentido, se ha referido al comercio justo como una buena herramienta, al tiempo que ha subrayado la importancia de darlo a conocer, plantear sus ventajas y ponerle rostro a los miles de productores que están detrás de estos productos con iniciativas como la muestra que se ha abierto este lunes y que se puede visitar en el Centro Cultural del Matadero hasta el 15 de mayo.

Datos sobre comercio justo

Se estima que existen un millón de productores, de 623 organizaciones, cuyos productos están certificados como comercio justo. Hay 14 gamas de productos certificados (café, azúcar, algodón, cacao, té, ropa,...), que se distribuyen en 53 países. Aunque la presencia de productos de Comercio Justo en nuestro país es minoritaria, su demanda se va ampliando de forma sostenida a medida que se habilitan canales estables de comercialización. Mientras, en Europa, es una realidad cada vez más visible, con secciones específicas en supermercados y comercios tradicionales.

De hecho, en España se vende por valor de 17 millones de euros (en Francia el consumo de este tipo de comercio alcanza los 210 millones de euros). Aragón es la quinta comunidad autónoma en volumen de ventas, algo a lo que han contribuido la apertura de espacios de venta y difusión como la Casa del Aljibe, en Teruel, o Suralia en Zaragoza, que han potenciado esta alternativa de consumo responsable. En este sentido, hay que recordar que la fidelidad de los consumidores del comercio justo es muy alta, el 92%, a pesar de la crisis.

Comentarios