El Huesca busca la tranquilidad definitiva en la clasificación

once inicial SD Huesca

Pasan las jornadas y se resiste la victoria para los azulgranas que llevan sin ganar desde el pasado 21 de marzo cuando se venció en Albacete. Desde entonces se han sumado dos puntos con los empates en casa con el Salamanca y hace dos semanas en Las Palmas. Aunque el equipo no ha sido inferior en ningún partido, los errores en defensa y la falta de acierto en el remate han sido determinantes en que se hayan acumulado tantas derrotas, todas ellas por la mínima, ante Córdoba, Rayo Vallecano, Levante, Real Sociedad y Zaragoza.

Quedan seis jornadas en las que el Huesca tiene todavía partidos comprometidos con el Murcia el primero y luego con el Hércules en casa la semana siguiente. A partir de allí hay que visitar al Alavés que se está jugando todo por abajo y luego se recibirá al Sevilla At, con un último desplazamiento a Xerez y cierre de la liga en casa con el Girona. No hacen falta muchos puntos, pero está claro que hay que sumar alguna victoria para conseguir la tranquilidad definitiva.

En lo que llevamos de segunda vuelta el Huesca ha sumado 16 puntos, cuando en el mismo tramo de la primera llevaba 21. En los partidos que restan de la primera parte del campeonato se consiguieron 8 puntos, ante los rivales a los que ahora se tienen que medir los de Calderón. Si se repitiera esa cifra se acabaría el campeonato con 53 puntos.

Todo parece indicar que no será necesario llegar a los 50 famosos puntos marcador al principio como mínimo para el descenso y es que mirando el calendario de los que figuran por detrás, además de mucho enfrentamiento directo, Alavés, Córdoba, Celta, Girona, Murcia, Albacete y Las Palmas tienen que jugar con equipos que se están jugando el ascenso en partido muy complicados, aunque también es cierto que a los oscenses le quedan también el Hércules y el Xerez.

Hay tiempo para sumar esos puntos que darían la tranquilidad definitiva y lo importante es que el equipo no pierde la moral, a pesar de la mala racha, y que Murcia puede ser una buena oportunidad para acabar con esta situación de incertidumbre por la falta de triunfos.

Por detrás no hay demasiada reacción y eso también está ayudando a que no haya sobresaltos en el Huesca que este miércoles volverá a los entrenamientos para preparar el choque ante los murcianos del sábado en la Nueva Condomina. Un rival que está con dos puntos menos que los de Calderón y que también está intentando certificar la permanencia. Edu Roldán, sancionado, es la única baja de momento en el Huesca.

Comentarios