Cartas al Director: La Asociación Cultural Ballibasa y Sobrepuerto “O Zoque” pide un dialogo real y no desde el anonimato

Asociación Cultural Ballibasa y Sobrepuerto ‘O Zoque’

En las últimas fechas están apareciendo en prensa noticias que aluden directamente a la Asociación Cultural Ballibasa y Sobrepuerto ‘O Zoque’ emitidas desde un colectivo anónimo que dicen representar a los propietarios afectados dentro del área que se vería integrada dentro del futuro Paisaje Protegido de Santa Orosia-Sobrepuerto.

No se puede otorgar a este grupo la consideración de la colectividad de los propietarios del área afectada, ni siquiera de la mayoría de ellos. Quienes envían estos comunicados intentan desprestigiar con insidias la labor realizada por nuestra asociación. No han sido elegidos por nadie y sólo se representan a sí mismos, por supuesto lícitamente, y a unos intereses individuales.

Entendemos que las medidas que se están usando no son el mejor camino para lograr un punto de encuentro ni de entablar un diálogo como el que esta asociación, a lo largo de todo este proceso ha practicado. Prueba de nuestra intención de diálogo ha sido la realización de once charlas en distintas localidades de las dos comarcas afectadas: Sobrarbe y Alto Gállego, donde siempre han participado técnicos del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón para explicar en qué consiste y resolver todas las dudas.

Siempre hemos intentado la búsqueda de soluciones positivas con nuestro compromiso en todo lo que hemos acometido, aunque en muchas ocasiones no fuera la vía más fácil. Nunca se habrían recuperado las banderas en varios núcleos de Sobrepuerto, Valle de Basa y Galliguera; nunca se habría rehabilitado el pozo nevero de Yebra de Basa o reconstruido la iglesia de Espín. Nunca se habría rehabilitado del sendero de Santa Orosia y nunca se habrían realizado otras muchas actividades dedicadas al fomento y dinamización de la cultura en el medio rural.

Conocíamos de la dificultad de la declaración de un lugar tan singular y emblemático como el macizo de Santa Orosia y Sobrepuerto como Paisaje Protegido. Sabíamos a qué nos podíamos atener pero nunca nos desanimamos y por ello no dejamos de hacerlo. Pensábamos en los indudables beneficios socioeconómicos que contrae esta figura de protección y, simplemente, continuamos adelante por el orgullo de sentir que nuestra tierra, pese a su fragilidad, es especial y así podría quedar reconocido por las instituciones.

Seguiremos buscando una solución positiva y de diálogo, ante el planteamiento del grupo de gente anteriormente citado de no acudir a la Romería de Santa Orosia. Consideramos esta medida irracional e irresponsable, que nada tiene que ver con nuestra asociación como promotores principales de la reivindicación de la figura de protección a un espacio natural. Con esta medida iban a intentar romper la cadena que llevan forjando desde generaciones nuestros (y sus) antepasados, pero lo que desconocen es que la dureza de esta cadena está basada en la tradición y es inquebrantable.

Para finalizar, por supuesto, reiteramos nuestra intención de diálogo y abrimos las puertas, otra vez más y las veces que hagan falta, para todo el que quiera conocer en qué consiste y qué consecuencias traería la declaración de un área como Paisaje Protegido.

Es nuestro deber y nuestro compromiso con la tradición y el progreso de nuestra tierra.

Comentarios